Entradas dentro de la categoría: Enfermedades crónico-degenerativas

En los lugares menos favorecidos el porcentaje de muertes por enfermedades crónicas asciende al 80%. Lee más en este artículo.

Un mundo en el que la gente sana será minoría, en el que los niños estarán tan obesos y enfermos que morirán antes que sus padres y en donde los sistemas de salud estarán al borde del colapso porque muchos ciudadanos sufrirán un trastorno. Si el director Steven Spielberg tuviera en un guión estos datos, que acaba de hacer públicos la revista ‘The Lancet’, haría una película de ciencia ficción. Pero en este caso la realidad supera a la imaginación. Las cifras corresponden al escenario que preven los presidentes de las principales instituciones sanitarias internacionales para 2030, a no ser que los gobiernos se tomen en serio de una vez la grave amenaza que suponen las enfermedades crónicas.

Según estos organismos, los tumores, las patologías cardiovasculares, la enfermedad respiratoria crónica y la diabetes son las cuatro enfermedades que causarán más muertes en una década, sobre todo en los países de medianos y bajos ingresos que no pueden hacer frente a los gastos que generan estos problemas.

Así, mientras en los países más desarrollados causarán el 69% de los decesos en 20 años, si no se adoptan medidas para prevenirlos, en los lugares menos favorecidos el porcentaje asciende al 80%. Todos estos ‘enemigos’ para la salud tienen factores comunes de riesgo, como el consumo de tabaco, la mala alimentación, la inactividad física o el abuso de alcohol.

“Si la comunidad internacional continúa ignorando esta amenaza, que lleva propagándose en silencio demasiado tiempo, nos espera un futuro muy negro. Estos trastornos se comportan como asesinos y no conocen fronteras ni economías, aumentan la pobreza y debilitan los sistemas de salud”, explican en un artículo los dirigentes de la Federación Internacional de Diabetes, de la Unión Internacional Contra la Tuberculosis y la Enfermedad Pulmonar, de la Unión para el Control del Cáncer y de la Federación Mundial del Corazón, que juntas han formado la Alianza de Enfermedades No Transmisibles (NCD, según sus siglas en inglés).

Las estadísticas muestran que tan sólo un 2% ó 3% de la ayuda al desarrollo para programas de salud se destina a prevenir estas enfermedades, una cifra más baja que la que se dedica a la lucha contra el sida o la tuberculosis. Por eso, los expertos piden que “el debate sobre la enfermedad crónica entre en la agenda de salud mundial y que, en los países pobres, no se separe esta lucha de la de otras enfermedades”.

¿Cuánto cuesta salvar vidas?

Sin embargo, hay motivo para la esperanza. Se sabe qué medidas podrían mejorar el desolador escenario que preven los especialistas y, más aún, se conoce cuánto costarán.

Según Robert Beaglehole, investigador de Nueva Zelanda y el doctor Richard Horton, editor de ‘The Lancet’, dos de las estrategias más económicas y eficaces para prevenir estos trastornos son el control del tabaquismo y la reducción de la sal en las comidas. Juntas podrían evitar casi 14 millones de fallecimientos en los próximos 10 años.

Si a éstas le añadimos proporcionar fármacos -como la aspirina- a aquellas personas que están en gran riesgo de padecer problemas del corazón, la cifra es aún mayor. Estas tres intervenciones costarían 6.000 millones de dólares (unos 4.500 de euros). Parece mucho, pero si se compara con que la mitad de este dinero es lo que se requiere anualmente para financiar los medicamentos contra el sida, ya no es tanto.

En un estudio en 23 países -Argentina, Bangladesh, Brasil, Burma, China, Egipto, Etiopía, Filipinas, India, Indonesia, Irán, México, Nigeria, Pakistán, Polonia, República Democrática del Congo, Rusia, Sudáfrica, Tailandia, Turquía, Ukrania y Vietnam- más Reino Unido, un equipo internacional de distintas facultades de Salud Pública ha comprobado cómo la obesidad y el tabaco han ido causando estragos en los últimos años. Así el 65% de la población rusa y el 57% de la china fuman más de una cajetilla al día. En cuanto al sobrepeso hay más diferencias ya que mientras Argentina y Egipto tienen una tasa del 74%, Etiopía no llega al 4%.

Los autores de la investigación estiman que en estas naciones, mientras la incidencia de las enfermedades infecciosas disminuirá a un ritmo del 2% anual durante las próximas cuatro décadas, las enfermedades no transmisibles aumentarán a un ritmo del 1,1% cada año. Los números deprimen, pero pueden cambiarse con programas que fomenten la comida sana, que cuestan menos de un dólar por persona, aumentando la educación y la información sobre los riesgos de los malos hábitos y promoviendo el deporte.

Los dirigentes han decidido alertar de estos datos para ir concienciando de cara a la primera reunión sobre este tema que Naciones Unidas celebrará en Septiembre de 2011 en Nueva York. “Es la única oportunidad que tendremos de dialogar con los líderes mundiales y de rogarles soluciones”, indican.

Fuente: http://www.elmundo.es/elmundosalud/2010/11/11/biociencia/1289467308.html

 

 

Conoce más sobre: Enfermedades crónico-degenerativas

En México los tratamientos para la artritis reumatoide empobrecen a las familias que cargan con el costo económico de esta enfermedad. Lee más en este artículo.

En México los tratamientos contra la artritis reumatoide pueden llegar a representar un gasto de hasta 60 mil 416 pesos mensuales, lo que deriva en un empobrecimiento de las familias que cargan con el costo económico de esta enfermedad.
Además de la carga financiera que representa este padecimiento, los resultados de los procedimientos médicos son poco satisfactorios, pues en la mayoría de los casos no derivan en una mejoría de la calidad de vida.
Rubén Burgos, investigador de Ciencias Médicas del Departamento de Reumatología del Hospital General de México, presentó una investigación aplicada a más de 20 mil mexicanos de Chihuahua, Sinaloa, Distrito Federal y Nuevo León en la que se estableció que los gastos por dicha enfermedad provocan que 66.8% de las familias con un paciente con artritis reumatoide no tengan acceso a una canasta básica.
Al presentar el estudio Prevalencia de la enfermedad reumática en México, el especialista explicó que el empobrecimiento de las familias se debe a que los tratamientos resultan caros, muchos pacientes carecen de seguridad social, y aunque tengan algún tipo de seguro, de todos modos destinan parte de sus recursos.
La investigación sostiene que 49.8 por ciento de la población que padece este mal destina alrededor de 30% de su gasto mensual al tratamiento de esta enfermedad. Por otra parte, entre 35 y 40 por ciento de los pacientes pierden su empleo y con ello la seguridad social, como resultado de la enfermedad.
De acuerdo con Burgos, profesor en reumatología en Medicina de la UNAM e investigador Nacional del Sistema Nacional de Investigadores, en términos generales cualquier tratamiento médico, representó 5.8% del Producto Interno Bruto del año 2000, de los cuales, 52% fueron por gastos de bolsillo, 46% lesiona las finanzas públicas y solamente el 2% son absorbidos por aseguradora.
Los gastos se deben a hospitalización, días de discapacidad, pérdida de empleo y gastos generales, siendo las mujeres las más afectadas. Sólo en compra de medicamento, aclaró el especialista, una familia sin seguridad social destina 231 dólares de un presupuesto promedio de 316 dólares.
En el caso de las personas que se tratan en instituciones privadas, se destina mil 848 dólares a medicamentos, pero además un adicional de 543 en tratamientos alternativos poco efectivos, precisó en el marco del Congreso Progress and Promise Latinoamericana 2012.
Por lo mismo, un grupo de especialistas alistan un proyecto de reforma de ley para considerar a dicha enfermedad —que causa dolor, provoca rigidez en articulaciones, discapacidad, destrucción de cartílagos, ligamentos y tendones; además, de que afecta los nervios periféricos de los ojos— para que sea incluida dentro del Seguro Popular, ya que este sevicio no atiende los trastornos de la artritis reumatoide, una enfermedad que padece 1.6% de la población nacional.
Por su parte, el investigador Diamant Thaci precisó que la artritis reumatoide en unos años se convertirá en un problema grave como la diabetes y la depresión.
Un aspecto revelador de la investigación, dijo, es que de las entidades estudiadas, en Yucatán hay 2.8% de habitantes con artritis reumatoide.
En Nuevo León, la prevalencia es de 0.7%; en Sinaloa, 1.8% y en Chihuahua, 1.9%.
En el caso del Distrito Federal, este mal lo padece 1% de la población, lo que representa cerca de 88 mil personas.
Este padecimiento se trata de un fenómeno que requiere mayor investigación, aunque los primeros resultados reportan que los afectados tienen en común que hablan un dialecto o alguna lengua indígena.
Un aspecto que también llama la atención en estas zonas es que los más afectados, por alguna razón inexplicable, habitan en viviendas urbanas. “A diferencia de la gente de campo, en este caso los habitantes de las ciudades se desplazan más horas al día en ir y venir, invierten mayor energía en el trabajo, sufren estrés, (…)y puede ser que sean los que se quejan más frente a una enfermedad que causa sumo dolor”.
Confirme a la metodología aplicada, de los más de 20 mil mexicanos, 11 mil 602 fueron mujeres y 12 mil 961 hombres. De ese universo, 15 mil eran trabajadores, cuyas edades en promedio son de 42.8 años de edad.
Se consideraron adolescentes desde los 17 años, con lo que se erradica la idea de que se trata de un padecimiento de ancianos, de gente mayor de 60 años como sucede en otras naciones.
“Hay dolor intenso en 4 de cada 10 personas, lo que deriva en discapacidad, no pueden caminar bien, de hecho no pueden hacer nada”, dijo Burgos, tras referir que en el país la enfermedad avanza en su cronicidad, por ello, se calcula que 10.5% de la población total ya desarrolló osteoartritis.

 

Fuente: http://www.milenio.com/cdb/doc/impreso/9139010

 

Las enfermedades respiratorias crónicas (ERC) son enfermedades crónicas de las vías respiratorias y otras estructuras del pulmón. Algunas de las más frecuentes son:

  • el asma;
  • la enfermedad pulmonar obstructiva crónica (EPOC);
  • las alergias respiratorias;
  • las enfermedades pulmonares de origen laboral;
  • la hipertensión pulmonar.
  • Factores de riesgo
  • tabaquismo;
  • contaminación del aire en espacios cerrados;
  • contaminación exterior;
  • alérgenos;
  • exposición a riesgos ocupacionales como el polvo y productos químicos.

Datos
Cientos de millones de personas sufren cada día las consecuencias de una enfermedad respiratoria crónica (ERC). Según estimaciones recientes de la OMS (2004), actualmente hay unos 235 millones de personas que padecen asma, 64 millones que sufren enfermedad pulmonar obstructiva crónica (EPOC), y muchos millones de personas más que sufren rinitis alérgica y otras ERC que a menudo no llegan a diagnosticarse.

 

Fuente: OMS

Conoce más sobre: Enfermedades crónico-degenerativas

Martes 20 de mayo de 2014

Cáncer, datos y cifras

Datos y cifras

El cáncer es una de las principales causas de muerte en todo el mundo; en 2008 causó 7,6 millones de defunciones (aproximadamente un 13% del total).1
Los que más muertes causan cada año son los cánceres de pulmón, estómago, hígado, colon y mama.
Los tipos de cáncer más frecuentes son diferentes en el hombre y en la mujer.
Aproximadamente un 30% de las muertes por cáncer son debidas a cinco factores de riesgo conductuales y dietéticos: índice de masa corporal elevado, ingesta reducida de frutas y verduras, falta de actividad física, consumo de tabaco y consumo de alcohol.
El consumo de tabaco es el factor de riesgo más importante, y es la causa del 22% de las muertes mundiales por cáncer en general, y del 71% de las muertes mundiales por cáncer de pulmón.
Los cánceres causados por infecciones víricas, tales como las infecciones por virus de las hepatitis B (VHB) y C (VHC) o por papilomavirus humanos (PVH), son responsables de hasta un 20% de las muertes por cáncer en los países de ingresos bajos y medios.
Aproximadamente un 70% de las muertes por cáncer registradas en 2008 se produjeron en países de ingresos bajos y medios.
Se prevé que las muertes por cáncer sigan aumentando en todo el mundo y alcancen la cifra de 13,1 millones en 2030.
«Cáncer» es un término genérico que designa un amplio grupo de enfermedades que pueden afectar a cualquier parte del organismo; también se habla de «tumores malignos» o «neoplasias malignas». Una característica del cáncer es la multiplicación rápida de células anormales que se extienden más allá de sus límites habituales y pueden invadir partes adyacentes del cuerpo o propagarse a otros órganos, proceso conocido como metástasis. Las metástasis son la principal causa de muerte por cáncer.

El problema
El cáncer es la principal causa de muerte a escala mundial. Se le atribuyen 7,6 millones de defunciones (aproximadamente el 13% del total) ocurridas en todo el mundo en 2008. Los principales tipos de cáncer son los siguientes:

  • pulmonar (1,37 millones de defunciones);
  • gástrico (736 000 defunciones);
  • hepático (695 000 defunciones);
  • colorrectal (608 000) defunciones;
  • mamario (458 000 defunciones);
  • cervicouterino (275 000 defunciones).

Más del 70% de las defunciones por cáncer se registraron en países de ingresos bajos y medianos. Se prevé que el número de defunciones por cáncer siga aumentando en todo el mundo y supere los 13,1 millones en 2030.

¿Cuál es la causa del cáncer?
El cáncer comienza en una célula. La transformación de una célula normal en tumoral es un proceso multifásico y suele consistir en la progresión de una lesión precancerosa a un tumor maligno. Estas alteraciones son el resultado de la interacción entre los factores genéticos del paciente y tres categorías de agentes externos, a saber:

  • carcinógenos físicos, como las radiaciones ultravioleta e ionizantes;
  • carcinógenos químicos, como los asbestos, los componentes del humo de tabaco, las aflatoxinas (contaminantes de los alimentos) o el arsénico (contaminante del agua de bebida);
  • carcinógenos biológicos, como las infecciones causadas por determinados virus, bacterias o parásitos.

A través de su Centro Internacional de Investigaciones sobre el Cáncer, la OMS mantiene una clasificación de los agentes cancerígenos.

El envejecimiento es otro factor fundamental en la aparición del cáncer. La incidencia de esta enfermedad aumenta muchísimo con la edad, muy probablemente porque se van acumulando factores de riesgo de determinados tipos de cáncer. La acumulación general de factores de riesgo se combina con la tendencia que tienen los mecanismos de reparación celular a perder eficacia con la edad.

Factores de riesgo del cáncer
El consumo de tabaco y alcohol, la dieta malsana y la inactividad física son los principales factores de riesgo de cáncer en todo el mundo. Las infecciones crónicas por VHB, VHC y algunos tipos de PVH son factores de riesgo destacados en los países de ingresos bajos y medianos. El cáncer cervicouterino, causado por PVH, es una de las principales causas de defunción por cáncer en las mujeres de países de ingresos bajos.

¿Cómo se puede reducir la carga de morbilidad por cáncer?

Se sabe mucho acerca de las causas del cáncer y las intervenciones para prevenirlo y tratarlo. Es posible reducir y controlar el cáncer aplicando estrategias de base científica destinadas a la prevención de la enfermedad así como a la detección temprana y al tratamiento de estos enfermos. Muchos cánceres tienen grandes probabilidades de curarse si se detectan tempranamente y se tratan de forma adecuada.

Modificación y prevención de los riesgos
Más del 30% de las defunciones por cáncer podrían evitarse modificando o evitando los principales factores de riesgo, tales como:

el consumo de tabaco;
el exceso de peso o la obesidad;
las dietas malsanas con un consumo insuficiente de frutas y hortalizas;
la inactividad física;
el consumo de bebidas alcohólicas;
las infecciones por PVH y VHB;
la contaminación del aire de las ciudades;
el humo generado en la vivienda por la quema de combustibles sólidos.
El consumo de tabaco es el factor de riesgo más importante, y es la causa del 22% de las muertes mundiales por cáncer en general, y del 71% de las muertes mundiales por cáncer de pulmón. En muchos países de ingresos bajos, hasta un 20% de las muertes por cáncer son debidas a infecciones por VHB o PVH.

Estrategias de prevención
intensificar la evitación de los factores de riesgo recién enumerados;
vacunar contra los PVH y el VHB;
controlar los riesgos ocupacionales;
reducir la exposición a la radiación solar.
Detección temprana
La mortalidad por cáncer se puede reducir si los casos se detectan y tratan a tiempo. Las actividades de detección temprana tienen dos componentes:

El diagnóstico temprano
Consiste en conocer los signos y síntomas iniciales (como en el caso de los cánceres del cuello uterino, la mama o la boca) para facilitar el diagnóstico y el tratamiento antes de que la enfermedad alcance una fase avanzada. Los programas de diagnóstico temprano son particularmente importantes en entornos con pocos recursos donde la mayoría de las neoplasias se diagnostican en fases muy avanzadas y donde no hay programas de detección.

El cribado
Es la aplicación sistemática de una prueba de detección en una población asintomática con el fin de descubrir a los pacientes que presentan anomalías indicativas de un cáncer determinado o de una lesión precancerosa y así poder diagnosticarlos y tratarlos prontamente. Los programas de cribado son especialmente eficaces en relación con tipos de cáncer frecuentes para los cuales existe una prueba de detección costoeficaz, asequible, aceptable y accesible a la mayoría de la población en riesgo.

Estos son algunos ejemplos:

la inspección visual con ácido acético para el cáncer cervicouterino en entornos con pocos recursos;
el frotis de Papanicolaou para el cáncer cervicouterino en entornos con ingresos medios y altos;
la mamografía para el cáncer de mama en entornos con ingresos altos.
Tratamiento
El tratamiento del cáncer requiere una cuidadosa selección de una o más modalidades terapéuticas, como la cirugía, la radioterapia o la quimioterapia. El objetivo consiste en curar la enfermedad o prolongar considerablemente la supervivencia y mejorar la calidad de vida del paciente. El diagnóstico y el tratamiento del cáncer se complementan con el apoyo psicológico

Tratamiento de cánceres que pueden detectarse tempranamente
Algunas de las formas más comunes de cáncer, como el mamario, el cervicouterino, el bucal o el colorrectal, tienen tasas de curación más elevadas cuando se detectan pronto y se tratan correctamente.

Tratamiento de cánceres potencialmente curables
Algunos tipos de cáncer, a pesar de ser diseminados, como las leucemias y los linfomas en los niños o el seminoma testicular, tienen tasas de curación elevadas si se tratan adecuadamente.

Cuidados paliativos
Como su nombre indica, van dirigidos a aliviar, no a curar, los síntomas del cáncer. Pueden ayudar a los enfermos a vivir más confortablemente; se trata de una necesidad humanitaria urgente para las personas de todo el mundo aquejadas de cáncer u otras enfermedades crónicas mortales. Se necesitan sobre todo en lugares donde hay una gran proporción de enfermos en fase avanzada, que tienen pocas probabilidades de curarse.

Los cuidados paliativos pueden aliviar los problemas físicos, psicosociales y espirituales de más del 90% de los enfermos con cáncer avanzado.

Estrategias de cuidados paliativos
Las estrategias eficaces de salud pública, que abarcan la asistencia comunitaria y en el propio hogar, son esenciales para ofrecer alivio del dolor y cuidados paliativos a los enfermos y a sus familias en los entornos con pocos recursos.

El tratamiento del dolor moderado a intenso causado por el cáncer, que aqueja a más del 80% de los enfermos oncológicos en fase terminal, requiere obligatoriamente una mejora del acceso a la morfina por vía oral.

Respuesta de la OMS
En 2008, la OMS puso en marcha el plan de acción sobre enfermedades no transmisibles, que abarca intervenciones específicas contra el cáncer.

La OMS y el Centro Internacional de Investigaciones sobre el Cáncer, organismo especializado que depende de ella, colaboran con otras organizaciones de las Naciones Unidas y asociados con el fin de:

  • aumentar el compromiso político con la prevención y el control del cáncer;
  • coordinar y llevar a cabo investigaciones sobre las causas del cáncer y los mecanismos de la carcinogénesis en el ser humano;
  • elaborar estrategias científicas de prevención y control del cáncer;
  • generar y divulgar conocimientos para facilitar la aplicación de métodos de control del cáncer basados en datos científicos;
  • elaborar normas e instrumentos para orientar la planificación y la ejecución de las intervenciones de prevención, detección temprana, tratamiento y atención;
  • facilitar la formación de amplias redes mundiales, regionales y nacionales de asociados y expertos en el control del cáncer;
  • fortalecer los sistemas de salud locales y nacionales para que presten servicios asistenciales y curativos a los pacientes con cáncer;
  • prestar asistencia técnica para la transferencia rápida y eficaz de las prácticas óptimas a los países en desarrollo.

 

Fuente: http://www.who.int/mediacentre/factsheets/fs297/es/index.html

Compartimos con ustedes un artículo sobre fibrosis quística que fue publicado en el periódico Milenio la pasada semana.

La fibrosis quística (FQ) llega a confundirse con infecciones como neumonía, bronquitis, falta de aire, sinusitis, diarrea crónica y hasta con maltrato por la desnutrición que presentan.

José Luis Lezana, director de la Asociación Mexicana de Fibrosis Quística (AMFQ), explicó que cada año nacen en México al menos 400 niños con esta enfermedad, pero en 25 años se tienen alrededor de mil 200 casos registrados. “Sólo 15% es diagnosticado”, dijo el también director de la Clínica de Fibrosis Quística del Hospital Infantil.

El padecimiento, explicó Lezana, es provocado por un gen que produce una proteína conocida como Genetic Transfer Agents (GTA’s), que provoca mal funcionamiento de glándulas del sudor y de los aparatos respiratorio, digestivo y reproductor.

“Al nacer sus pulmones se encuentran bien, pero como tienen secreciones anormales, espesas y deshidratadas, terminan tapando los pequeños bronquios, por eso empiezan a tener infecciones respiratorias frecuentes que ocasionan un daño irreversible al pulmón”, abundó el especialista.

A ello se suma el cansancio extremo, las evacuaciones fétidas, diarrea e imposibilidad de correr, jugar, bailar o caminar. “La expectativa de vida de alguien que no es diagnosticado no va más allá de la etapa escolar, en la mayoría de los casos mueren a los seis u ocho años”, precisó Lezana.

Un tratamiento completo cuesta 60 mil dólares anuales, por lo mismo, los niños que sí son diagnosticados recurren a la AMFQ, al Seguro Social y a cuantos lugares puedan para conseguir las medicinas.

Distintos casos

Actualmente, Lezana atiende a Lesli, una joven de 17 años a la que le diagnosticaron desde el primer año la enfermedad y, gracias a que su madre exigió a los servicios de Pemex el tratamiento, su capacidad pulmonar es de 70%, eso significa que la expectativa de la adolescente puede rebasar los 50 años.

Leslie Muñoz asegura tener una vida normal. Va a la escuela, si no hace frío, y trata de alejarse de las personas que fuman. Pesa 35 kilos y mide poco más de 1.50.

No todos tienen la suerte de Leslie. Por seis años, Rosa Isela Araiza batalló para que dieran con el diagnóstico de su hijo, Abel Rosas, que tiene 10 años. “Desde que nació me di cuenta que evacuaba más de lo normal. Lo llevé a un pediatra y siempre estaba desnutrido, siempre bajo de peso, así estuvimos de doctor a doctor, de pediatra a pediatra, hasta llegamos a hospitales muy caros y buenos.

“Unos decían que era asma, bronquitis, síntomas por parásitos, por infecciones en el estómago. En un hospital, inclusive, los médicos me dijeron que la que estaba enferma psicológicamente era yo, que no sabía ser una buena mamá por el grado desnutrición, incluso me mandaron a traer la otra niña que tengo para confirmar que estaba bien cuidada”, comentó la señora Araiza.

Llevó a Abel a los seis años de edad a un centro de salud porque el niño tenía graves dificultades para respirar, y de ahí la mandaron a un hospital de especialidades donde le detectaron la FQ.

“La forma en la que a mí me explicaron cómo era la enfermedad fue muy triste y dura. Creo que fue muy cruel la doctora, me llevó al pasillo y me dijo que mi hijo no iba a vivir, que sólo viven hasta los seis años y mi niño ya los tenía. Cuando yo lo veía malo pensaba que ya era el momento.”

Luego de cinco hospitalizaciones, Rosa Isela contactó a la AMFQ y, actualmente, Abel tiene una vida casi normal. Va a la escuela, pero no hace deporte. Toma a diario alrededor de 20 fármacos, principalmente enzimas que le permite la absorción de alimentos y sus proteínas, así como antibióticos. Además se somete a nebulizaciones diarias.

Pese al avance y los cuidados, Abel aún tiene desnutrición, pesa 23 kilos y mide 1.25.

A la AMFQ llega gente muy humilde y desesperada como el caso de Olivio Sánchez, quien  viajó desde Tuxtla Gutiérrez, Chiapas, con la esperanza de encontrar una respuesta al problema de Rubisel, quien presenta todos los síntomas de la enfermedad.

Su hijo desde los tres días de nacido tose mucho, con flema. Ha estado más de 26 veces internado.  Ahora, a los 16 años, apenas pesa 29 kilos, mide 1.40, y prácticamente no puede caminar.

El padre recordó que los doctores en Comitán siempre le dijeron que su hijo tenía un problema de bronquitis. “Hasta ahora, lo tengo con vida”, señaló tras referir que los mismos médicos le han recomendado ocuparse de su hija, que está sana, y olvidarse de su hijo.

El adolescente no salió bien en la prueba de sudoración aplicada en el brazo. De acuerdo con los especialistas, debe marcar por arriba de 95 y en su caso llegó a 45.

“Desde niño no podía jugar, ni correr aunque lo quisiera hacer. No podía hacer nada”, contó Rubisel, y asegura que ya no le tiene miedo a la muerte,  “a veces me han sacado casi muerto y sé que todos nos tenemos que morir, lo que quiero no es salud, sino control de la enfermedad”.

Estadísticas

• De acuerdo con los cálculos de la Asociación Mexicana de Fibrosis Quística, en el país hay un subdiagnóstico de la enfermedad superior a 85%, con más de 6 mil 800 casos sin ser detectados.

• En México uno de cada 60 es portador del gen que produce la proteína GTA’s que causa la fibrosis quística.

• Cuando dos portadores del gen se casan, tienen 25% de probabilidad de procrear un bebé con este padecimiento.

 

Fuente: http://www.milenio.com/cdb/doc/impreso/8736976

Lunes 28 de abril de 2014

La insuficiencia renal

¿Sabes en qué consiste la insuficiencia renal? Te invitamos a leer este artículo

La insuficiencia renal (o fallo renal) es la condición en la cual los riñones dejan de funcionar correctamente. Fisiológicamente, la insuficiencia renal se describe como una disminución en la filtración de la sangre tasa de filtración glomerular (TFG). Clínicamente, esto se manifiesta en una creatinina del suero elevada.
Todavía no se entienden bien muchos de los factores que influyen en la velocidad con que se produce la insuficiencia renal o falla en los riñones. Los investigadores todavía se encuentran estudiando el efecto de la proteína en la alimentación y las concentraciones de colesterol en la sangre para la función renal.
La insuficiencia renal se puede dividir ampliamente en dos categorías, insuficiencia renal aguda e insuficiencia renal crónica.
Insuficiencia renal aguda
Algunos problemas de los riñones ocurren rápidamente, como un accidente que causa lesiones renales, la pérdida de mucha sangre que puede causar insuficiencia renal repentina, o algunos medicamentos o sustancias venenosas que pueden hacer que los riñones dejen de funcionar. Esta bajada repentina de la función renal se llama insuficiencia renal aguda.
La insuficiencia renal aguda (IRA) es, como su nombre implica, una pérdida rápidamente progresiva de la función renal, generalmente caracterizada por la oliguria, una producción disminuida de la orina, (cuantificada como menos de 400 ml por día en adultos,1 menos de 0,5 mL/kg/h en niños, o menos de 1 mL/kg/h en infantes), desequilibrios del agua y de los fluidos corporales, y desorden del electrolito. Una causa subyacente debe ser identificada para detener el progreso, y la diálisis puede ser necesaria por el tiempo requerido para tratar estas causas fundamentales.
La insuficiencia renal aguda puede llevar a la pérdida permanente de la función renal. Pero si los riñones no sufren un daño grave, esa insuficiencia puede contrarrestarse.

Insuficiencia renal crónica

La insuficiencia renal crónica (IRC) es la condición que se produce por el daño permanente e irreversible de la función de los riñones secundario una pérdida en el funcionamiento y número de las nefronas. A nivel mundial, las causas más frecuentes (pero no las únicas) de Enfermedad Renal Crónica son: la diabetes, la hipertensión, las enfermedades obstructivas de las vías urinarias (como cálculos, tumores, etc.). Puede ser la complicación de una gran cantidad de enfermedades del riñón, tales como nefropatía por IgA (enfermedad de Berger), enfermedades inflamatorias de los riñones (llamadas en conjunto glomerulonefritis), pielonefritis crónica y retención urinaria, y el uso de medicamentos tóxicos para el riñón (especialmente medios de contraste y algunos antibióticos). La insuficiencia renal terminal(IRT)o(ESRF) es la última consecuencia, en la cual generalmente la diálisis se requiere hasta que se encuentre un donante para un trasplante renal.
En la mayoría de los casos, la función renal se deteriora lentamente a lo largo de varios años y da inicialmente pocos síntomas, permitiendo que el paciente no sienta muchas cosas a pesar de tener anemia e incluso tener altos niveles de toxinas en la sangre. Cuando el paciente se siente mal, generalmente estamos ante casos muy avanzados de la enfermedad en los cuales la mayoría de las veces se hace necesario iniciar prontamente una terapia para reemplazar la función del riñón, la diálisis.
Cualquier persona puede sufrir de enfermedad renal, pero los de más alto riesgo son los diabéticos, los hipertensos y los familiares de personas que sufren de enfermedad renal. Como en la enfermedad renal no se producen síntomas (los riñones no duelen como las personas suelen creer, solo en caso de cálculos), las personas en riesgo que mencionamos antes deben hacerse estudios para detectar la enfermedad, los básicos son: Creatinina y filtracion glomerular.
Si se detecta la enfermedad tempranamente puede reducirse la velocidad con la que el daño progresa, retrasando la necesidad de iniciar las terapias de reemplazo de la función renal y preparando mejor al paciente para cuando sea necesario su inicio. Las terapias de reemplazo renal son la hemodiálisis, la diálisis peritoneal, y el trasplante renal.
Insuficiencia renal aguda-sobre-crónica

La insuficiencia renal aguda puede estar presente encima de la insuficiencia renal crónica. Esto se llama insuficiencia renal aguda-sobre-crónica (AoCRF). La parte aguda del AoCRF puede ser reversible y el objetivo del tratamiento, como en ARF, es retornar al paciente a su función renal básica, que es típicamente medida por la creatinina del suero. Tanto el AoCRF, como el ARF, pueden ser difíciles de distinguir de la insuficiencia renal crónica si el paciente no ha sido seguido por un médico y no hay disponible un trabajo de base (es decir, muestras anteriores de sangre), para comparación.
Enfermedad renal terminal

El estado en el cual hay insuficiencia renal total o casi total y permanente se llama enfermedad renal terminal. Las personas con esta clase de enfermedad deben someterse, para conservar la vida, a diálisis o a un trasplante.

Uso del término uremia

Antes de los avances de la medicina moderna, la insuficiencia renal podía ser referida como envenenamiento urémico. La uremia era el término usado para describir la contaminación de la sangre con orina. Comenzando alrededor de 1847 este término fue usado para describir la salida reducida de orina, ahora conocida como oliguria, que se pensaba era causada por la orina que se mezclaba con la sangre en vez de ser desechada a través de la uretra.

La acumulación de la urea en la sangre puede producir síntomas como: anorexia, malestar general, vómito y cefalea.

Causas de la insuficiencia renal

En los Estados Unidos, cerca de 80,000 personas reciben el diagnóstico de insuficiencia renal cada año. Se trata de una afección grave en la cual los riñones dejan de eliminar los desechos del organismo. La insuficiencia renal es la etapa final del deterioro lento de los riñones, que es un proceso conocido como nefropatía.
La diabetes es la causa más frecuente de insuficiencia renal, y constituye más del 40 por ciento de los casos nuevos. Incluso cuando los medicamentos y la dieta pueden controlar la diabetes, la enfermedad puede conducir a nefropatía e insuficiencia renal. La mayoría de los diabéticos no desarrollan una nefropatía lo suficientemente grave como para causar insuficiencia renal. Hay cerca de 16 millones de diabéticos en los Estados Unidos y de ellos, unos 100.000 padecen insuficiencia renal como consecuencia de la diabetes.
Las personas con insuficiencia renal tienen que someterse a diálisis pero no en todas las ocasiones. Este proceso reemplaza algunas de las funciones de filtración de los riñones, o a un transplante para recibir el riñón de un donante sano. La mayoría de los ciudadanos estadounidenses que presentan insuficiencia renal pueden recibir atención médica financiada por el gobierno federal. En 1997 el gobierno federal de Estados Unidos gastó cerca de $11.800 millones de dólares en la atención de pacientes con insuficiencia renal.
Los estadounidenses de raza negra, los aborígenes estadounidenses, y los descendientes de hispanoamericanos sufren diabetes, nefropatía e insuficiencia renal en una proporción superior al promedio. Los científicos no han podido explicar este fenómeno ni pueden explicar totalmente la interacción de factores que conducen a la nefropatía diabética. Entre estos factores están la herencia, la dieta y otras afecciones, como la hipertensión arterial. Se ha observado que la hipertensión arterial, y las altas concentraciones de glucosa en la sangre, aumentan el riesgo de que una persona diabética termine sufriendo insuficiencia renal.
Una causa típica de insuficiencia renal en los niños es el Síndrome urémico hemolítico (SUH), una enfermedad causada por la bacteria Escherichia coli O157:H7(ECEH o Escherichia coli entero hemorrágica) que puede ocasionar la muerte o dejar daños renales, neurológicos o hipertensión arterial.

Conoce más sobre: Enfermedades crónico-degenerativas

Jueves 24 de abril de 2014

La artritis psoriásica

La artritis psoriásica es un tipo de inflamación artrítica que afecta aproximadamente al 15 por ciento de los pacientes que sufren de una erupción cutánea llamada psoriasis. Este tipo de artritis en particular puede afectar cualquier articulación del cuerpo, con síntomas que varían en cada individuo. Según las investigaciones, la inflamación continua de la artritis psoriásica puede conducir al daño de las articulaciones. Afortunadamente, los tratamientos disponibles son efectivos para la mayoría de los pacientes.

DATOS BÁSICOS

  • Es importante realizar un diagnóstico para evitar el daño de las articulaciones.
  • La artritis psoriásica puede afectar a las personas que no tienen psoriasis de la piel, especialmente a las que tienen familiares que padecen de psoriasis.
  • La actividad física ayuda a mantener el movimiento de las articulaciones.

¿QUÉ ES LA ARTRITIS PSORIÁSICA?

La psoriasis es una enfermedad que produce manchas escamosas rojas y blancas en la piel. Las personas con psoriasis también pueden desarrollar artritis psoriásica cuando el sistema inmunológico trabaja excesivamente para atacar la enfermedad de la piel, y causa inflamación en las articulaciones. Igual que en la psoriasis, los síntomas de la artritis psoriásica se agudizan y se aplacan, varían según cada individuo e incluso, con el tiempo ocurren en distinto lugar del cuerpo de la misma persona.

La artritis psoriásica puede afectar cualquier articulación del cuerpo, ya sea en una sola o en la misma articulación de un solo lado o de ambos. Por ejemplo, puede afectar una o las dos rodillas. Los dedos afectados, tanto de las manos como de los pies, se hinchan y parecen salchichas, una condición comúnmente llamada dactilitis. También puede afectar las uñas de pies y manos.

La artritis psoriásica en la columna vertebral, llamada espondilitis, provoca dolor en el cuello o en la espalda y dificultad para agacharse. La artritis psoriásica también puede causar puntos sensibles donde los tendones y los ligamentos se unen a los huesos. Esta dolencia, denominada entesitis, puede provocar dolor en la parte posterior de los talones, la planta de los pies, alrededor de los codos u otras zonas. La entesitis es uno de los signos característicos de la artritis psoriásica. Algunas investigaciones recientes sugieren que la inflamación continua de la artritis psoriásica causa daños en las articulaciones en etapas avanzadas, por lo cual es esencial realizar un diagnóstico. Afortunadamente, hay tratamientos disponibles y eficaces para la mayoría de los pacientes.

¿QUÉ CAUSA LA ARTRITIS PSORIÁSICA?

La causa exacta de la artritis psoriásica aún no se conoce. De las personas que sufren este trastorno, el 40 por ciento tiene un familiar con psoriasis o artritis, de lo cual se desprende que el factor hereditario podría influir.

La artritis psoriásica también puede aparecer como consecuencia de una infección que activa el sistema inmunológico. Aunque la psoriasis no es infecciosa, podría ser provocada por una infección de la garganta por estreptococos.

¿QUIÉN CONTRAE ARTRITIS PSORIÁSICA?

Esta enfermedad generalmente aparece en personas de entre 30 y 50 años, pero puede presentarse desde la niñez. Afecta a hombres y mujeres por igual.

Aproximadamente el 15 por ciento de las personas con psoriasis desarrollan artritis psoriásica. A veces, la artritis aparece antes que el trastorno cutáneo.


La artritis psoriásica afecta generalmente las articulaciones grandes, especialmente las de las extremidades inferiores, las articulaciones distales de los dedos de las manos y los pies, y las articulaciones sacroilíacas y posteriores de la pelvis.

¿CÓMO SE DIAGNOSTICA LA ARTRITIS PSORIÁSICA?

Para diagnosticar artritis psoriásica, los reumatólogos buscan articulaciones hinchadas y con dolor, determinados patrones de artritis, y cambios en la piel y las uñas típicos de la psoriasis. Muchas veces se sacan radiografías en busca de daños en las articulaciones. También se puede utilizar la resonancia magnética o la tomografía computada, para ver las articulaciones con más detalle.

De vez en cuando se toman biopsias cutáneas (muestras de piel extraídas para análisis) y se realizan pruebas de sangre para descartar otros tipos de artritis que causan síntomas y signos similares, como la gota y la artritis reumatoidea. En pacientes con artritis psoriásica, los análisis de sangre pueden revelar altos niveles de inflamación y una leve anemia.

MAYOR IMPACTO DE LA ARTRITIS PSORIÁSICA EN LA SALUD

El impacto de la artritis psoriásica depende de las articulaciones afectadas y de la gravedad de los síntomas. Son comunes la fatiga y la anemia. Algunos pacientes también experimentan cambios de humor. El tratamiento de la artritis y la reducción de los niveles de inflamación generalmente ayudan a aliviar estos problemas.

VIVIR CON ARTRITIS PSORIÁSICA

Muchas personas con artritis desarrollan rigidez en las articulaciones y debilidad muscular debido a la falta de uso; por lo tanto, es muy importante ejercitarse, ya que mejora la salud en general y mantiene las articulaciones flexibles.

Muchas personas con artritis desarrollan rigidez en las articulaciones y debilidad muscular debido a la falta de uso. Es muy importante ejercitarse adecuadamente para mejorar la salud en general y mantener las articulaciones flexibles. Y es bastante simple.

Caminar es una excelente manera de ejercitarse. Las plantillas o los accesorios para caminar ayudan a evitar la tensión excesiva en los pies, tobillos o rodillas afectados. La bicicleta es otra buena opción, junto con el yoga y los ejercicios de estiramiento que ayudan a relajarse.

 A algunas personas con artritis les resulta más fácil moverse en el agua. Si ese es su caso, nadar o caminar en la piscina es una forma de ejercitarse sin someter las articulaciones a tensión.

Muchas personas con artritis psoriásica también se benefician con fisioterapia y terapia ocupacional para fortalecer los músculos, proteger las articulaciones de más daños y aumentar la flexibilidad.

PUNTOS PARA RECORDAR

  • La artritis psoriásica es un tipo de artritis crónica. En algunas personas, es leve y se agudiza sólo ocasionalmente. En otras, es continua y puede causar daños en las articulaciones si no se la trata.
  • En la mayoría de los pacientes, un tratamiento adecuado alivia el dolor, protege las articulaciones y mantiene la movilidad.
  • A veces, el diagnóstico de artritis psoriásica se confunde con el de gota.

EL PAPEL DEL REUMATÓLOGO EN EL TRATAMIENTO DE LA ARTRITIS PSORIÁSICA

La artritis psoriásica se confunde fácilmente con otras enfermedades. Como especialistas en trastornos musculoesqueléticos, los reumatólogos están más capacitados para realizar un diagnóstico adecuado. También pueden aconsejar a los pacientes sobre las mejores opciones de tratamiento disponibles.

PARA BUSCAR UN REUMATÓLOGO

Para obtener más información sobre reumatólogos, haga clic aquí.

Para obtener una lista de reumatólogos en su zona, haga clic aquí.

PARA OBTENER MÁS INFORMACIÓN

El Colegio Estadounidense de Reumatología (ACR, por sus siglas en inglés) compiló esta lista con el fin de brindarle un punto de partida para que realice investigaciones adicionales por su cuenta. El ACR no respalda ni mantiene estos sitios web, ni tampoco tiene responsabilidad alguna por la información o las declaraciones allí publicadas. Lo mejor es que siempre consulte a su reumatólogo para obtener más información y antes de tomar decisiones sobre su tratamiento.

The Arthritis Foundation (Fundación para la Artritis)

www.arthritis.org

The Psoriasis Foundation (Fundación para la Psoriasis)

www.psoriasis.org

Psoriasis Information

www.psoriasisrx.com

National Institute of Arthritis and Musculoskeletal and Skin Diseases (Instituto Nacional de Artritis y Enfermedades Musculoesqueléticas y de la Piel)

www.niams.nih.gov

 

Fuente: http://www.rheumatology.org/

Lunes 21 de abril de 2014

El VIH-Sida en México

¿Sabías que en 1983 fueron diagnosticados los primeros casos de VIH en México? . Lee más en este artículo

La epidemia de VIH/sida en México es un problema de salud pública cuyos orígenes se remontan a 1983, cuando fueron diagnosticados los primeros casos en el país. Como en otros países de América Latina, el crecimiento del número de portadores aumentó de manera sostenida y exponencial durante los primeros años. La intervención de la sociedad civil y el gobierno han logrado mantener la epidemia en niveles estables, aunque cada año se suman nuevos casos a la estadística.
México fue uno de los primeros países en prohibir el comercio de la sangre a raíz del descubrimiento de los medios de transmisión del VIH. Precisamente esta actividad es señalada como uno de los hechos que contribuyó a la rápida difusión del virus en el país. En la medida que se descubrieron terapias antirretrovirales, los grupos de portadores organizados presionaron al gobierno para que facilitara el acceso a estos medicamentos. Como consecuencia, los medicamentos antirretrovirales se distribuyen de manera gratuita a través de las instituciones que componen el Sistema Nacional de Salud.
La entidad encargada de operar y diseñar las políticas sanitarias sobre la epidemia en México es el Centro Nacional para la Prevención y Control del VIH/SIDA (Censida). Cada entidad federativa posee una entidad homóloga que atiende las cuestiones relativas a la epidemia en el territorio de su competencia. En 2008, la Ciudad de México fue sede de la Conferencia Mundial sobre el Sida..

Indicadores sobre la epidemia de VIH en México (2010)

Personas de 15 a 49 años viviendo con VIH 220 0001
Prevalencia 0,3%
Casos registrados de sida 141 356
Casos registrados de sida (1983-2010) 141 356
Tasa de mortalidad por sida por cada 100 mil personas (2008) 4,9
Fuente: Censida, 2010a
La epidemia de VIH/sida en México es objeto de observación por parte de distintas entidades del gobierno mexicano. De entre ellas, la más importante es el Centro Nacional para el Control y Prevención del VIH/SIDA (Censida), creado con la categoría de consejo nacional en 1986 para coordinar acciones estatales y civiles encaminadas a mantener la epidemia dentro de parámetros manejables.
En México, la epidemia afecta principalmente a los hombres que tienen sexo con hombres (HSH). Este grupo de población significa más del 40% del total de casos de VIH registrados en el país. La mayor parte de los seropositivos mexicanos son jóvenes en edad productiva. A pesar de este dato, desde 2007 el número de nuevos contagios registrado entre mujeres ha superado al indicador para varones, de modo que se espera que la epidemia comience a adquirir un rostro femenino tal como ocurre en los países de África subsahariana.
La prevalencia del VIH en México es de 0.3%. Esto quiere decir que 3 de cada mil mexicanos son portadores del VIH (Magis Rodríguez y Hernández Ávila, 2008, p. 75). Es una cifra relativamente baja, en comparación con los vecinos geográficos del país, como Estados Unidos, donde 6 de cada mil personas están infectadas con el virus, o como Belice donde 24 beliceños de cada mil son seropositivos. El impacto de la epidemia difiere de un estado a otro. La mayor parte de los casos detectados son residentes del Distrito Federal y el Estado de México, aunque la migración está generando una modificación en las tasas de prevalencia de cada estado. México ocupa el tercer puesto en América en cuanto a número total de casos detectados de VIH, detrás de su vecino del norte y Brasil, a pesar de que la prevalencia del virus en países como Argentina es mayor.

Estadísticas

El Centro Nacional para el Control y Prevención del VIH/Sida (Censida) es la entidad encargada de la observación de la epidemia de VIH en México. Se cuenta con un Registro Nacional de Casos de Sida, que toma nota de todos los casos en que la infección por VIH ha progresado a su etapa crónica desde 1983. De acuerdo con este registro, hasta junio de 2010 se detectaron 141 356 personas que habían desarrollado el sida (Censida, 2010a).
La tasa de mortalidad por sida ha disminuido de manera considerable desde la introducción de la terapia antirretroviral. El pico máximo de este indicador ocurrió entre 1990 y 1996, cuando 4,8 de cada 100 mil mexicanos fallecieron por sida. A partir de la introducción de los antirretrovirales ha venido mejorando la supervivencia a la infección entre 25 y 44 años de edad. Entre 1988 y 2007 se registraron alrededor de 72 mil defunciones por sida en México, la mayoría de ellas en pacientes de 25 a 44 años de edad (Censida, 2009).
Se desconoce el número exacto de personas que viven con VIH en México. Censida reporta que desde 1985 hasta 2010 se han detectado 30 924 casos de infección por VIH. En 2010, el Censida calculó que 220 mil personas vivían con el VIH en territorio mexicano (Censida, 2010a). Dos años antes, el Programa Conjunto de las Naciones Unidas sobre el VIH/sida (Onusida) informó que alrededor de 200 mil [150 mil-310 mil] seropositivos vivían en México (Onusida, 2008b).

Caracterización de la epidemia en México

En México, la epidemia de VIH es una epidemia concentrada. Esto quiere decir que los nivles de prevalencia en ciertos grupos de la población son notablemente más altos que en el resto de la población, puesto que la infección no se ha extendido de manera generalizada. Las epidemias concentradas de VIH hablan de la persistencia de ciertas prácticas que aumentan el riesgo de contraer el virus entre las subpoblaciones más afectadas (Onusida, 2008a, p. 100). El grupo más afectado por la epidemia es el de los hombres que tienen sexo con hombres (HSH), que representan el 60% del total de seropositivos en el país (Censida, 2009, p. 11). De acuerdo con los datos proporcionados por Onusida, en México la prevalencia del VIH entre hombres que tienen relaciones sexuales con otros hombres era de 25,6% en 2009 (Onusida, 2009), cifra extremadamente alta en comparación con el indicador para la población general.
A pesar de que el número de HSH sigue siendo el componente principal del total de portadores del virus en México, en los últimos años se ha observado una tendencia hacia la feminización de la epidemia.

Formas de transmisión

En México, la principal forma de transmisión del VIH es a través de la vía sexual. En 2002 se calculó que el 90% de la personas que contrajeron el virus lo hicieron a través de la exposición por prácticas de riesgo (Tapia Conyer, Bravo García y Uribe Zúñiga, 2003, p. 30). En 2010, el número de casos de sida en personas entre 15 y 29 años que contrajeron el VIH por la vía sexual corresponde al 98,6% del total; aunque entre las mujeres representa el 99,1% de los casos, todos a través de relaciones heterosexuales (Censida, 2010b).
A partir de la suspensión del comercio de sangre y de la regulación estricta de las normas sanitarias en la materia en 1986, los casos de contagio por transfusión sanguínea han disminuido drásticamente desde 1988, de modo que entre 1996 y 2002 no se había vuelto a registrar un solo caso de contagio en México debido a las transfusiones sanguíneas (Tapia Conyer, Bravo García y Uribe Zúñiga, 2003, p. 31; Volkow Fernández, Soberón Acevedo y Marín López, 2009, p. 60-62).
A diferencia de otros países latinoamericanos como Brasil, en México el índice de contagio entre usuarios de drogas inyectables (UDI) ha sido mínimo. En 2002 se calculó que en algunas ciudades de la frontera —donde la incidencia de este tipo de contagios es mayor que en el resto de México— los UDI representaron el 3% del total de contagios por VIH (Tapia Conyer, Bravo García y Uribe Zúñiga, 2003, p. 32). En 2010, los datos del Registro Nacional de Casos de Sida indicaban que sólo 1,4% de los casos detectados en ese año correspondían a este grupo de la población (Censida, 2010b).
De los casos de sida entre menores de 15 años acumulados entre 1985 y 2002, el 70,3% correspondía a infecciones por la vía perinatal, es decir, a través de la transmisión del VIH de una madre infectada a su hijo durante la crianza (Tapia Conyer, Bravo García y Uribe Zúñiga, 2003, p. 32). Se han logrado avances en el tratamiento profiláctico con antirretrovirales, que ha demostrado reducir notablemente el riesgo de transmisión perinatal del VIH. En México se cuentan con datos exactos sobre el seguimiento a madres seropositivas y sus hijos infectados, pero un estudio en la clínica de atención a niños seropositivos de la UNAM reveló que sólo el 45% de las madres había recibido atención anterior al parto y 83% de ellas conoció su condición seropositiva después del embarazo (Uribe Zúñiga, Ortiz Ibarra y Hernández Tepichín, 2009, p. 77).

Historia de la epidemia en México. Primeros años

El origen del virus de inmunodeficiencia humana (VIH) sigue siendo motivo de debate, aunque cada vez parece que hay mayor consenso en torno a que se trata de una mutación del virus de inmunodeficiencia de los simios (Simian immunodeficiency virus) que afecta a algunas especies de primates de África ecuatorial. La infección fue documentada por primera vez en 1981, cuando unos médicos de Los Ángeles (California) dieron a conocer cinco casos de un cuadro complejo y extraño entre varones homosexuales que fueron atendidos en esa ciudad (MMWR, 1981, p. 250-252).
Entre 1981 y 1985 el gobierno mexicano negó la presencia del virus en el país. A partir de la información proveniente del exterior, las autoridades de salud tomaron algunas medidas para prevenir la posible entrada del VIH al territorio mexicano. Una de ellas consistió en la prohibición del comercio de sangre humana y sus derivados, actividad que se realizaba de manera corriente en algunos hospitales del país. Las reacciones fueron muy similares a las que tuvieron lugar en distintos países alrededor del mundo. Al igual que en Estados Unidos, los medios mexicanos hicieron popular el mote de peste gay con el que se conoció satíricamente a la enfermedad. Esto contribuyó a la formación de un estigma sobre la enfermedad que favoreció la discriminación de los homosexuales en los establecimientos de salud y la segregación de los infectados por el VIH (o sospechosos de serlo) en los lugares donde eran atendidos.
En contraste con la negativa gubernamental a reconocer la presencia del VIH en el país, algunos investigadores habían rendido cuenta de por lo menos catorce casos en el país. De ellos, cinco fueron atendidos en el Instituto Nacional de Nutrición Salvador Zubirán, en la Ciudad de México. A patir del estudio de esos casos, un equipo de investigadores mexicanos llegó a la conclusión de que una de las características del sida —todavía no definida en esos días— era la disminución de los linfocitos T CD4. Aunque buscaron publicar su descubrimiento en 1983, su investigación fue rechazada por varias revistas científicas hasta 1985, un año después que Nicholson y sus colaboradores hicieran público el mismo dato (Alarcón Segovia, 2003, p. 90).
En agosto de 1985, la Secretaría de Salubridad y Asistencia reconoció que el país había registrado sus primeros casos de infección por VIH en 1983. De acuerdo con la declaración oficial de Guillermo Soberón, titular de la cartera de salud, en agosto de 1985 el número de infectados por VIH en el país era de 63, de los cuales sólo 17 habían sido confirmados a la fecha de su declaración. Ninguna de las cifras ofrecidas en esa época coincidía con el gobierno: para la Asociación de Médicos Mexicanos la cifra total era de 85 personas, el Instituto Nacional de Nutrición contaba 50 casos, mientras que Excélsior decía que el total era de 90, basado en una investigación sobre distintas dependencias del sector salud.

Conasida

El gobierno de México respondió al llamado de la Organización Mundial de la Salud (OMS) para que las naciones del mundo tomaran actuaran de manera organizada para enfrentar la epidemia. Como consecuencia, se formó el Comité Nacional para la Prevención del SIDA (Conasida), que en 1988 fue elevado a la categoría de Centro Nacional para la Prevención y Control del SIDA (Conasida) y a partir de 2001 es llamado Centro Nacional para la Prevención y Control del VIH/SIDA (Censida).

Organizaciones civiles

De forma paralela a la creación del Conasida, se crearon las primeras organizaciones de la sociedad civil en respuesta al sida, siendo la primera la Fundación Mexicana Para la Lucha contra el SIDA, A.C., AVE de México y La Casa de la Sal en 1988, con el paso de los años se han multiplicado por todo el país las organizaciones relacionadas al trabajo en VIH/SIDA en áreas como la atención, prevención, educación, investigación y formación de especialistas. En diciembre de 2010 el directorio de Amigos contra el SIDA contaba con 274 organizaciones registradas.2
Discriminación y derechos humanos de las personas con VIH/sida en México

Las personas con SIDA o portadoras de VIH, comúnmente son agredidas y discriminadas por el miedo al contagio y “porque cargan con una serie de prejuicios asociados a su actividad sexual, lo que les causa una alta marginación que les impide desempeñarse plenamente en el trabajo, tener acceso a los servicios de salud y vincularse libremente con amigos y familiares” (CONAPRED, 2011). Estos prejuicios, estigmas y discriminación, pueden ser muchos más devastadores que la propia enfermedad, pues atentan contra su vida y su dignidad. Sin importar su condición de enfermedad, de acuerdo con el ONUSIDA (2008), las personas que viven con VIH/SIDA tienen derecho a:
A recibir atención médica de calidad
A recibir apoyo e información sobre su enfermedad
A contraer matrimonio y a fundar una familia.
A la intimidad.
A disfrutar de los adelantos científicos y de sus aplicaciones.
A la libertad de circulación.
A pedir asilo y a disfrutar de él.
A la seguridad.
A la educación.
Al trabajo.
A la libertad de reunión y asociación.
A la libertad de expresión.
A la participación a la vida política.
A un nivel de vida adecuado.
A no ser sometido a penas o tratos inhumanos o degradantes.
Porque estos derechos, les corresponden por el simple hecho de ser persona y porque además cuando no se reconocen los derechos humanos de las personas con VIH/SIDA, no sólo se atenta contra su dignidad sino que se hace más difícil hacer frente a este problema y se contribuye a la propagación de la epidemia.
Ya que cuando se asocia esta enfermedad con la discriminación, humillación y falta de confidencialidad a la que deben enfrentarse estas personas es más difícil que se busque apoyo, se hagan el test o se sometan al tratamiento. Además, de acuerdo con la UNESCO (s/f) se observa que “la propagación del VIH/SIDA es desproporcionadamente más alta en los grupos que ya carecen de protección en materia de derechos humanos y padecen la discriminación social y económica o están marginadas por su condición jurídica.”
Cuando no se respetan los derechos humanos de las personas que viven con VIH/SIDA, la información es insuficiente, no se tiene acceso a medicamentos indispensables para proteger el derecho a la vida y el derecho a la salud, hay discriminación y se niega el derecho al trabajo, no se respeta la vida privada, ni la confidencialidad, se pierde la dignidad y el tema se convierte en un secreto evitando así el buen manejo de esta enfermedad. (UNESCO, s/f: 2)

 

Fuente: Wikipedia

Conoce más sobre: Enfermedades crónico-degenerativas

Miércoles 9 de abril de 2014

Enfermedades del corazón

El término enfermedades cardiovasculares es usado para referirse a todo tipo de enfermedades relacionadas con el corazón o los vasos sanguíneos, (arterias y venas). Este término describe cualquier enfermedad que afecte al sistema cardiovascular (usado en MeSH), es utilizado comúnmente para referirse a aquellos relacionados con la arteroesclerosis (enfermedades en las arterias). Estas condiciones tienen causas, mecanismos, y tratamientos similares. En la práctica, las enfermedades cardiovasculares son tratadas por cardiólogos, cirujanos toráxicos, (cirujanos vasculares), neurólogos, y radiólogos de intervención, dependiendo del sistema y órgano tratado. Existe un considerable enlace entre estas especialidades, y es común para ciertos procesos que estén diferentes especialistas en el mismo hospital.1
La mayoría de los países lidian con altas y crecientes tasas de enfermedades cardiovasculares. Cada año más estadounidenses mueren de enfermedades del corazón que de cáncer.
Esta es la causa número uno de muerte y discapacidad en Estados Unidos y de la mayoría de países europeos (datos disponibles hasta 2005). Un amplio estudio histórico (PDAY) indica que los daños vasculares se acumulan desde la adolescencia haciendo los esfuerzos primarios necesarios desde la niñez.
Para el momento que los problemas del corazón son detectados, la causa fundamental (arterosclerosis) está usualmente avanzada, habiéndose desarrollado por décadas. Por lo tanto, hay mayor énfasis en la prevención de la arteriosclerosis mediante la modificación de los factores de riesgo, tales como la alimentación sana, el ejercicio y evitando el hábito de fumar.

Tratamiento

A diferencia de las otras condiciones médicas crónicas, las enfermedades cardiovasculares son tratables y reversibles, incluso después de llevar un largo tiempo con la enfermedad. El tratamiento está enfocado en la dieta y la reducción del estrés.Si la enfermedad es muy grave puede llegar a una cirugía, y en extremo a la muerte.

Iniciación joven

Estudios basados en la población joven muestran que los predecesores de las enfermedades de corazón empiezan en la adolescencia. El proceso de arterosclerosis se desarrolla en décadas, y comienza en la infancia. Las determinantes pato biológicas de la arterosclerosis en estudios basados en jóvenes demostraron que las lesiones internas aparecieron en todas las aortas y más de la mitad de las arterias coronarias derecha de infantes de 7 a 9 años. Sin embargo, la mayoría de los adolescentes están más preocupados por otras enfermedades como el VIH, accidentes, y cáncer que por las enfermedades cardiovasculares. Es extremadamente importante considerar que 1 de 3 personas mueren de complicaciones atribuidas a la arterosclerosis. Con el fin de detener la marea de las enfermedades cardiovasculares, la prevención primaria es necesaria. Ésta se inicia con la concientización de que la enfermedad cardiovascular representa la mayor amenaza y la educación en las medidas para prevenir o revertir esta enfermedad.

Detección

Complejos de fibrina y de [plaquetas] pueden ser vistos con la técnica de microscopía de campo oscuro. Son mucho más grandes que los glóbulos rojos y fácilmente pueden bloquear los capilares. Estos complejos son claramente visibles en un campo oscuro, pero no en las muestras de campo teñido brillante porque los diferentes métodos de teñido los opacan. Este método de detección temprana permite identificar a las personas en situación de riesgo y tomar las medidas oportunas.

Diferentes enfermedades cardiovasculares

  • Aneurisma
  • Angina
  • Ateroesclerosis
  • Accidente cerebro vascular apoplejía
  • Enfermedades cerebro vasculares
  • Insuficiencia cardíaca congestiva
  • Enfermedad de la Arteria Coronaria
  • Infarto agudo de miocardio (Ataque de Corazón)
  • Enfermedad vascular periférica

Investigación

Las causas, prevención y/o tratamiento de todos los tipos de enfermedades cardiovasculares son campos activos de la investigación biomédica, con cientos de artículos científicos publicados semanalmente. Un énfasis reciente es un enlace entre la inflamación de bajo grado y sus posibles intervenciones. La proteína de reactivo-C (CRP) es un marcador inflamable que puede estar presente en pacientes con riesgo a enfermedades cardiovasculares con elevados niveles en la sangre.

 

Fuente: Wikipedia

Conoce más sobre: Enfermedades crónico-degenerativas

Lunes 7 de abril de 2014

Diabetes y enfermedades cardiacas

Tanto si la producción de insulina es insuficiente como si existe una resistencia a su acción, la glucosa se acumula en la sangre (lo que se denomina hiperglucemia), daña progresivamente los vasos sanguíneos (arterias y venas) y acelera el proceso de arteriosclerosis aumentando el riesgo de padecer una enfermedad cardiovascular: angina, infarto agudo de miocardio (así como sus complicaciones y la mortalidad posterior al infarto) y la muerte cardiaca súbita. El riesgo cardiovascular de una persona diabética de padecer un evento cardiovascular se iguala al de una persona no diabética que haya tenido un infarto.

También incrementa la posibilidad de enfermedad cerebrovascular o afectación de las arterias periféricas. Para entrar en el cerebro la glucosa no necesita insulina, ya que penetra directamente desde la sangre. Mantener unos niveles constantes de glucosa en la sangre (entre 60-110 mg/dl) evita que se produzcan daños a nivel del sistema nervioso.

La diabetes puede dañar diferentes órganos: a los ojos, con disminución progresiva de visión que puede desembocar en ceguera; a los riñones, con pérdida creciente de la función renal que puede terminar en diálisis; al sistema nervioso periférico con alteración de la sensibilidades de los miembros inferiores, lo que supone un grave riesgo de úlceras y amputaciones; al sistema nervioso autonómico con alteraciones digestivas, urinarias y de la esfera sexual (impotencia) y a las arterias de las extremidades inferiores con riesgo de amputaciones.

Prevención del riesgo cardiovascular la persona con diabetes

  • Debes controlar los demás factores de riesgo cardiovascular, especialmente hipertensión, tabaquismo y colesterol.
  • Si eres obeso, debes perder peso.
  • Practica actividad física de forma continuada.
  • Controla la glucemia: hemoglobina glicosilada (HbA1C): La identificación precoz de diabéticos con enfermedad cardiovascular (cuando están aún asintomáticos) es la mejor táctica para reducir las complicaciones y mortalidad por esta causa.
  • Mantener buen nivel de presión arterial: TA Objetivos de control de colesterol: LDL50 mg/dl y triglicéridos

Fuente: http://www.fundaciondelcorazon.com

Cómo puedes ayudar

?

Tu participación es crucial para promover el acceso al mejor tratamiento en tiempo y forma para todos los pacientes de México.

¡Defendamos nuestro derecho a la salud!

  1. ÚNETE A LA RED aquí
  2. SÍGUENOS en Twitter y Facebook
  3. PASA LA VOZ a todos tus contactos
Apoya la causa

0

Ya sumamos 0 integrantes de la Red, seguidores en Twitter y fans en Facebook.
Sólo faltas tú.
¡Ayúdanos a llegar a 10,000!

Pasa la voz

Archivo del blog

Síguenos


Organizaciones integrantes

Somos una sola voz; unidos para garantizar el acceso al mejor tratamiento en tiempo y forma.

  • Derechohabientes Viviendo con VIH del IMSS
  • Esclerosis Múltiple de México
  • Asociación Mexicana de Fibrosis Quística
  • Asociación Mexicana contra la Psoriasis
  • Fundación Mexicana para Pacientes Reumáticos
  • Asociación Mexicana de Hipertensión Arterial Pulmonar
  • Asociación Mexicana de Lucha Contra el Cáncer
  • Diabetes entre Pares
  • FundHepa
  • Federación Mexicana de Diabetes
  • Federación de Hemofilia de la República Mexicana

Juntos trabajamos para promover y hacer valer el derecho humano a la salud.

Conócenos