Entradas dentro de la categoría: Enfermedades crónico-degenerativas

Miércoles 25 de septiembre de 2013

Cáncer, datos y cifras

Datos y cifras

El cáncer es una de las principales causas de muerte en todo el mundo; en 2008 causó 7,6 millones de defunciones (aproximadamente un 13% del total).1
Los que más muertes causan cada año son los cánceres de pulmón, estómago, hígado, colon y mama.
Los tipos de cáncer más frecuentes son diferentes en el hombre y en la mujer.
Aproximadamente un 30% de las muertes por cáncer son debidas a cinco factores de riesgo conductuales y dietéticos: índice de masa corporal elevado, ingesta reducida de frutas y verduras, falta de actividad física, consumo de tabaco y consumo de alcohol.
El consumo de tabaco es el factor de riesgo más importante, y es la causa del 22% de las muertes mundiales por cáncer en general, y del 71% de las muertes mundiales por cáncer de pulmón.
Los cánceres causados por infecciones víricas, tales como las infecciones por virus de las hepatitis B (VHB) y C (VHC) o por papilomavirus humanos (PVH), son responsables de hasta un 20% de las muertes por cáncer en los países de ingresos bajos y medios.
Aproximadamente un 70% de las muertes por cáncer registradas en 2008 se produjeron en países de ingresos bajos y medios.
Se prevé que las muertes por cáncer sigan aumentando en todo el mundo y alcancen la cifra de 13,1 millones en 2030.
«Cáncer» es un término genérico que designa un amplio grupo de enfermedades que pueden afectar a cualquier parte del organismo; también se habla de «tumores malignos» o «neoplasias malignas». Una característica del cáncer es la multiplicación rápida de células anormales que se extienden más allá de sus límites habituales y pueden invadir partes adyacentes del cuerpo o propagarse a otros órganos, proceso conocido como metástasis. Las metástasis son la principal causa de muerte por cáncer.

El problema
El cáncer es la principal causa de muerte a escala mundial. Se le atribuyen 7,6 millones de defunciones (aproximadamente el 13% del total) ocurridas en todo el mundo en 2008. Los principales tipos de cáncer son los siguientes:

  • pulmonar (1,37 millones de defunciones);
  • gástrico (736 000 defunciones);
  • hepático (695 000 defunciones);
  • colorrectal (608 000) defunciones;
  • mamario (458 000 defunciones);
  • cervicouterino (275 000 defunciones).

Más del 70% de las defunciones por cáncer se registraron en países de ingresos bajos y medianos. Se prevé que el número de defunciones por cáncer siga aumentando en todo el mundo y supere los 13,1 millones en 2030.

¿Cuál es la causa del cáncer?
El cáncer comienza en una célula. La transformación de una célula normal en tumoral es un proceso multifásico y suele consistir en la progresión de una lesión precancerosa a un tumor maligno. Estas alteraciones son el resultado de la interacción entre los factores genéticos del paciente y tres categorías de agentes externos, a saber:

  • carcinógenos físicos, como las radiaciones ultravioleta e ionizantes;
  • carcinógenos químicos, como los asbestos, los componentes del humo de tabaco, las aflatoxinas (contaminantes de los alimentos) o el arsénico (contaminante del agua de bebida);
  • carcinógenos biológicos, como las infecciones causadas por determinados virus, bacterias o parásitos.

A través de su Centro Internacional de Investigaciones sobre el Cáncer, la OMS mantiene una clasificación de los agentes cancerígenos.

El envejecimiento es otro factor fundamental en la aparición del cáncer. La incidencia de esta enfermedad aumenta muchísimo con la edad, muy probablemente porque se van acumulando factores de riesgo de determinados tipos de cáncer. La acumulación general de factores de riesgo se combina con la tendencia que tienen los mecanismos de reparación celular a perder eficacia con la edad.

Factores de riesgo del cáncer
El consumo de tabaco y alcohol, la dieta malsana y la inactividad física son los principales factores de riesgo de cáncer en todo el mundo. Las infecciones crónicas por VHB, VHC y algunos tipos de PVH son factores de riesgo destacados en los países de ingresos bajos y medianos. El cáncer cervicouterino, causado por PVH, es una de las principales causas de defunción por cáncer en las mujeres de países de ingresos bajos.

¿Cómo se puede reducir la carga de morbilidad por cáncer?

Se sabe mucho acerca de las causas del cáncer y las intervenciones para prevenirlo y tratarlo. Es posible reducir y controlar el cáncer aplicando estrategias de base científica destinadas a la prevención de la enfermedad así como a la detección temprana y al tratamiento de estos enfermos. Muchos cánceres tienen grandes probabilidades de curarse si se detectan tempranamente y se tratan de forma adecuada.

Modificación y prevención de los riesgos
Más del 30% de las defunciones por cáncer podrían evitarse modificando o evitando los principales factores de riesgo, tales como:

el consumo de tabaco;
el exceso de peso o la obesidad;
las dietas malsanas con un consumo insuficiente de frutas y hortalizas;
la inactividad física;
el consumo de bebidas alcohólicas;
las infecciones por PVH y VHB;
la contaminación del aire de las ciudades;
el humo generado en la vivienda por la quema de combustibles sólidos.
El consumo de tabaco es el factor de riesgo más importante, y es la causa del 22% de las muertes mundiales por cáncer en general, y del 71% de las muertes mundiales por cáncer de pulmón. En muchos países de ingresos bajos, hasta un 20% de las muertes por cáncer son debidas a infecciones por VHB o PVH.

Estrategias de prevención
intensificar la evitación de los factores de riesgo recién enumerados;
vacunar contra los PVH y el VHB;
controlar los riesgos ocupacionales;
reducir la exposición a la radiación solar.
Detección temprana
La mortalidad por cáncer se puede reducir si los casos se detectan y tratan a tiempo. Las actividades de detección temprana tienen dos componentes:

El diagnóstico temprano
Consiste en conocer los signos y síntomas iniciales (como en el caso de los cánceres del cuello uterino, la mama o la boca) para facilitar el diagnóstico y el tratamiento antes de que la enfermedad alcance una fase avanzada. Los programas de diagnóstico temprano son particularmente importantes en entornos con pocos recursos donde la mayoría de las neoplasias se diagnostican en fases muy avanzadas y donde no hay programas de detección.

El cribado
Es la aplicación sistemática de una prueba de detección en una población asintomática con el fin de descubrir a los pacientes que presentan anomalías indicativas de un cáncer determinado o de una lesión precancerosa y así poder diagnosticarlos y tratarlos prontamente. Los programas de cribado son especialmente eficaces en relación con tipos de cáncer frecuentes para los cuales existe una prueba de detección costoeficaz, asequible, aceptable y accesible a la mayoría de la población en riesgo.

Estos son algunos ejemplos:

la inspección visual con ácido acético para el cáncer cervicouterino en entornos con pocos recursos;
el frotis de Papanicolaou para el cáncer cervicouterino en entornos con ingresos medios y altos;
la mamografía para el cáncer de mama en entornos con ingresos altos.
Tratamiento
El tratamiento del cáncer requiere una cuidadosa selección de una o más modalidades terapéuticas, como la cirugía, la radioterapia o la quimioterapia. El objetivo consiste en curar la enfermedad o prolongar considerablemente la supervivencia y mejorar la calidad de vida del paciente. El diagnóstico y el tratamiento del cáncer se complementan con el apoyo psicológico

Tratamiento de cánceres que pueden detectarse tempranamente
Algunas de las formas más comunes de cáncer, como el mamario, el cervicouterino, el bucal o el colorrectal, tienen tasas de curación más elevadas cuando se detectan pronto y se tratan correctamente.

Tratamiento de cánceres potencialmente curables
Algunos tipos de cáncer, a pesar de ser diseminados, como las leucemias y los linfomas en los niños o el seminoma testicular, tienen tasas de curación elevadas si se tratan adecuadamente.

Cuidados paliativos
Como su nombre indica, van dirigidos a aliviar, no a curar, los síntomas del cáncer. Pueden ayudar a los enfermos a vivir más confortablemente; se trata de una necesidad humanitaria urgente para las personas de todo el mundo aquejadas de cáncer u otras enfermedades crónicas mortales. Se necesitan sobre todo en lugares donde hay una gran proporción de enfermos en fase avanzada, que tienen pocas probabilidades de curarse.

Los cuidados paliativos pueden aliviar los problemas físicos, psicosociales y espirituales de más del 90% de los enfermos con cáncer avanzado.

Estrategias de cuidados paliativos
Las estrategias eficaces de salud pública, que abarcan la asistencia comunitaria y en el propio hogar, son esenciales para ofrecer alivio del dolor y cuidados paliativos a los enfermos y a sus familias en los entornos con pocos recursos.

El tratamiento del dolor moderado a intenso causado por el cáncer, que aqueja a más del 80% de los enfermos oncológicos en fase terminal, requiere obligatoriamente una mejora del acceso a la morfina por vía oral.

Respuesta de la OMS
En 2008, la OMS puso en marcha el plan de acción sobre enfermedades no transmisibles, que abarca intervenciones específicas contra el cáncer.

La OMS y el Centro Internacional de Investigaciones sobre el Cáncer, organismo especializado que depende de ella, colaboran con otras organizaciones de las Naciones Unidas y asociados con el fin de:

  • aumentar el compromiso político con la prevención y el control del cáncer;
  • coordinar y llevar a cabo investigaciones sobre las causas del cáncer y los mecanismos de la carcinogénesis en el ser humano;
  • elaborar estrategias científicas de prevención y control del cáncer;
  • generar y divulgar conocimientos para facilitar la aplicación de métodos de control del cáncer basados en datos científicos;
  • elaborar normas e instrumentos para orientar la planificación y la ejecución de las intervenciones de prevención, detección temprana, tratamiento y atención;
  • facilitar la formación de amplias redes mundiales, regionales y nacionales de asociados y expertos en el control del cáncer;
  • fortalecer los sistemas de salud locales y nacionales para que presten servicios asistenciales y curativos a los pacientes con cáncer;
  • prestar asistencia técnica para la transferencia rápida y eficaz de las prácticas óptimas a los países en desarrollo.

 

Fuente: http://www.who.int/mediacentre/factsheets/fs297/es/index.html

La hemofilia -trastorno de coagulación de origen genético- se manifiesta en hemorragias prolongadas y en ocasiones, sin causa aparente en los pacientes, esto se debe a que  la sangre de las personas diagnosticadas con hemofilia, no contiene la cantidad suficiente de alguno de los factores de coagulación, estos factores son proteínas en la sangre que controlan el sangrado y son conocidas como Factor VIII y Factor IX.

La hemofilia es un padecimiento que puede afectar a cualquier persona. Si bien todos los casos de hemofilia tienen un origen genético. El 70% de los casos son de carácter hereditario, y el 30% restante de los pacientes, adquieren la lesión genética “de novo” o mutación espontánea.

La hemofilia es considerada como una enfermedad rara. A estas enfermedades se les conoce así, porque tienen una baja prevalencia entre la población, al afectar a cinco de cada 10 mil habitantes. En México, la hemofilia afecta a poco más de 6 mil pacientes. Existen dos tipos de hemofilia, la hemofilia A que representa el 85% de los casos y la hemofilia B, responsable del otro 15%.

Los síntomas para hemofilia A y B son los mismos entre los que destacan:

  • Hematomas o moretones extensos
  • Sangrado espontáneo o repentino sin un motivo claro
  • Sangrado constante después de cortarse, sacarse una muela o haber sido sometido a una cirugía o luego de sufrir un accidente, particularmente luego de una lesión en la cabeza

Afortunadamente la hemofilia es una enfermedad relativamente fácil de detectar y 60% de los pacientes son tratados. El reto que hoy enfrenta el sistema de salud es poder brindar acceso a tratamiento a todos los pacientes  y, sobretodo, que éstos  sean atendidos bajo los lineamientos de las nuevas Guías de Práctica Clínica (GPC).

Estas GPC fueron desarrolladas en meses recientes por un grupo multidisciplinario de expertos provenientes de instituciones públicas de salud (SSA, IMSS, ISSSTE, SEDENA, SEMAR, DIF, PEMEX, entre otras), y contienen los lineamientos para el tratamiento de la enfermedad, basados en las mejores prácticas internacionales.

Las afectaciones de la hemofilia van mucho más allá de hemorragias visibles, ya que también se presentan de manera interna, causando afectaciones discapacitantes en los músculos, articulaciones y diversos órganos.

 

Para mayor información, visite: http://www.hemofilia.org.mx

 

El Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) reportó que el constante crecimiento de enfermedades crónico degenerativas, como el cáncer y la diabetes, aumentó el gasto, reveló hoy su director de Finanzas, Mauricio Alazraki Pfeffer. Al participar en el Foro Internacional de Finanzas IMEF 2013, señaló que “cada vez las enfermedades que tratamos son más caras, pasamos en los años 70 eran las muertes por enfermedades infecciosas y ahora son enfermedades crónico degenerativas”. Refirió que para el presente año el gasto para atender enfermedades crónico degenerativas ascenderá a unos 64 mil millones de pesos, que se elevará a 99 mil millones de pesos hacia 2020. Para el presente año, el IMSS ejercerá un presupuesto de unos 420 mil millones de pesos, el segundo más grande en el país después de la paraestatal Petróleos Mexicanos (Pemex). Actualmente, dijo que el IMSS atiende a 52.1% de la población mexicana, con alrededor de 480 mil consultas, junto con mil 244 partos, 4 mil 150 operaciones y 49 mil urgencias. También señaló que “el régimen laboral del instituto representa una de las presiones más importantes de gasto” Concluyó que el gasto de México en el sector salud, comparado con los países de la Organización Para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE), está por abajo del promedio en términos relativos.

Artículo de: SINEMBARGO.Mx http://www.sinembargo.mx/05-06-2013/645504

 

Conoce más sobre: Enfermedades crónico-degenerativas

México vive una transición epidemiológica y demográfica en el país que implica un aumento del promedio de esperanza de vida en hombres y mujeres pero, al mismo tiempo, las enfermedades crónico degenerativas crecen, aseguró la Directora del Instituto Nacional de Neurología y Neurocirugía “Manuel Velasco Suárez”, Teresa Corona Vázquez.

De acuerdo con un comunicado de prensa, durante la Conferencia Magistral “Enfermedades Neurodegenerativas. La transición Epidemiológica y Demográfica”, ofrecida en el Congreso de Salud “Enfoque desde el tercer nivel de atención en el Proceso Asistencial a la persona en materia de Salud”, celebrado en Tuxtla Gutiérrez, Chiapas, Corona Vázquez expuso que, hoy día, la demencia, el Parkinson y la enfermedad vascular cerebral, son los tres padecimientos que más afectan a los adultos mayores en México.

En la actualidad, agregó, la investigación en neurociencia ha avanzado mucho en el país y hoy se trabaja para detectar los factores de riego que tienen que ver con la presencia de las enfermedades neurodegenerativas para detener la historia natural de la enfermedad.

Añadió que preocupan mucho las demencias, enfermedades que en la actualidad, son un problema de salud pública ya que, de acuerdo a datos de la Organización Mundial de a Salud, la OMS, en 2050, México será un país envejecido.

Ante esa situación, Corona Vázquez consideró de vital importancia, incrementar el nivel de escolaridad para disminuir los factores de riesgo para sufrir esta enfermedad y aplicar programas de atención a los adultos así como de prevención laboral, enfocados a los adultos mayores, como lo hacen ya en países desarrollados. Esas serían herramientas para prevenir enfermedades como la depresión y la demencia, dijo.

En este sentido, explicó que el Instituto Nacional de Neurología y Neurocirugía “Manuel Velasco Suárez”, trabaja intensamente en todas las áreas de la neurociencia que van desde lo molecular hasta lo social además de que se realiza investigación en laboratorio con animales, modelos específicos de enfermedades e investigación clínica en toda la gama de enfermedades neurológicas, desde epilepsia hasta enfermedades infecciosas y crónico degenerativas y salud mental.

“Tenemos investigación socio medica como la violencia, adicciones, y otros factores que influyen en la aparición de enfermedades”, detalló.

Finalmente Corona Vázquez informó que, al año, se otorgan alrededor de 100 mil consultas y se realizan 250 neurocirugías.

Fuente: http://www.quadratin.com.mx/sucesos/Crecen-enfermedades-cronico-degenerativas-en-Mexico-SSA/

Conoce más sobre: Enfermedades crónico-degenerativas

En los lugares menos favorecidos el porcentaje de muertes por enfermedades crónicas asciende al 80%. Lee más en este artículo.

Un mundo en el que la gente sana será minoría, en el que los niños estarán tan obesos y enfermos que morirán antes que sus padres y en donde los sistemas de salud estarán al borde del colapso porque muchos ciudadanos sufrirán un trastorno. Si el director Steven Spielberg tuviera en un guión estos datos, que acaba de hacer públicos la revista ‘The Lancet’, haría una película de ciencia ficción. Pero en este caso la realidad supera a la imaginación. Las cifras corresponden al escenario que preven los presidentes de las principales instituciones sanitarias internacionales para 2030, a no ser que los gobiernos se tomen en serio de una vez la grave amenaza que suponen las enfermedades crónicas.

Según estos organismos, los tumores, las patologías cardiovasculares, la enfermedad respiratoria crónica y la diabetes son las cuatro enfermedades que causarán más muertes en una década, sobre todo en los países de medianos y bajos ingresos que no pueden hacer frente a los gastos que generan estos problemas.

Así, mientras en los países más desarrollados causarán el 69% de los decesos en 20 años, si no se adoptan medidas para prevenirlos, en los lugares menos favorecidos el porcentaje asciende al 80%. Todos estos ‘enemigos’ para la salud tienen factores comunes de riesgo, como el consumo de tabaco, la mala alimentación, la inactividad física o el abuso de alcohol.

“Si la comunidad internacional continúa ignorando esta amenaza, que lleva propagándose en silencio demasiado tiempo, nos espera un futuro muy negro. Estos trastornos se comportan como asesinos y no conocen fronteras ni economías, aumentan la pobreza y debilitan los sistemas de salud”, explican en un artículo los dirigentes de la Federación Internacional de Diabetes, de la Unión Internacional Contra la Tuberculosis y la Enfermedad Pulmonar, de la Unión para el Control del Cáncer y de la Federación Mundial del Corazón, que juntas han formado la Alianza de Enfermedades No Transmisibles (NCD, según sus siglas en inglés).

Las estadísticas muestran que tan sólo un 2% ó 3% de la ayuda al desarrollo para programas de salud se destina a prevenir estas enfermedades, una cifra más baja que la que se dedica a la lucha contra el sida o la tuberculosis. Por eso, los expertos piden que “el debate sobre la enfermedad crónica entre en la agenda de salud mundial y que, en los países pobres, no se separe esta lucha de la de otras enfermedades”.

¿Cuánto cuesta salvar vidas?

Sin embargo, hay motivo para la esperanza. Se sabe qué medidas podrían mejorar el desolador escenario que preven los especialistas y, más aún, se conoce cuánto costarán.

Según Robert Beaglehole, investigador de Nueva Zelanda y el doctor Richard Horton, editor de ‘The Lancet’, dos de las estrategias más económicas y eficaces para prevenir estos trastornos son el control del tabaquismo y la reducción de la sal en las comidas. Juntas podrían evitar casi 14 millones de fallecimientos en los próximos 10 años.

Si a éstas le añadimos proporcionar fármacos -como la aspirina- a aquellas personas que están en gran riesgo de padecer problemas del corazón, la cifra es aún mayor. Estas tres intervenciones costarían 6.000 millones de dólares (unos 4.500 de euros). Parece mucho, pero si se compara con que la mitad de este dinero es lo que se requiere anualmente para financiar los medicamentos contra el sida, ya no es tanto.

En un estudio en 23 países -Argentina, Bangladesh, Brasil, Burma, China, Egipto, Etiopía, Filipinas, India, Indonesia, Irán, México, Nigeria, Pakistán, Polonia, República Democrática del Congo, Rusia, Sudáfrica, Tailandia, Turquía, Ukrania y Vietnam- más Reino Unido, un equipo internacional de distintas facultades de Salud Pública ha comprobado cómo la obesidad y el tabaco han ido causando estragos en los últimos años. Así el 65% de la población rusa y el 57% de la china fuman más de una cajetilla al día. En cuanto al sobrepeso hay más diferencias ya que mientras Argentina y Egipto tienen una tasa del 74%, Etiopía no llega al 4%.

Los autores de la investigación estiman que en estas naciones, mientras la incidencia de las enfermedades infecciosas disminuirá a un ritmo del 2% anual durante las próximas cuatro décadas, las enfermedades no transmisibles aumentarán a un ritmo del 1,1% cada año. Los números deprimen, pero pueden cambiarse con programas que fomenten la comida sana, que cuestan menos de un dólar por persona, aumentando la educación y la información sobre los riesgos de los malos hábitos y promoviendo el deporte.

Los dirigentes han decidido alertar de estos datos para ir concienciando de cara a la primera reunión sobre este tema que Naciones Unidas celebrará en Septiembre de 2011 en Nueva York. “Es la única oportunidad que tendremos de dialogar con los líderes mundiales y de rogarles soluciones”, indican.

Fuente: http://www.elmundo.es/elmundosalud/2010/11/11/biociencia/1289467308.html

 

 

Conoce más sobre: Enfermedades crónico-degenerativas

En México los tratamientos para la artritis reumatoide empobrecen a las familias que cargan con el costo económico de esta enfermedad. Lee más en este artículo.

En México los tratamientos contra la artritis reumatoide pueden llegar a representar un gasto de hasta 60 mil 416 pesos mensuales, lo que deriva en un empobrecimiento de las familias que cargan con el costo económico de esta enfermedad.
Además de la carga financiera que representa este padecimiento, los resultados de los procedimientos médicos son poco satisfactorios, pues en la mayoría de los casos no derivan en una mejoría de la calidad de vida.
Rubén Burgos, investigador de Ciencias Médicas del Departamento de Reumatología del Hospital General de México, presentó una investigación aplicada a más de 20 mil mexicanos de Chihuahua, Sinaloa, Distrito Federal y Nuevo León en la que se estableció que los gastos por dicha enfermedad provocan que 66.8% de las familias con un paciente con artritis reumatoide no tengan acceso a una canasta básica.
Al presentar el estudio Prevalencia de la enfermedad reumática en México, el especialista explicó que el empobrecimiento de las familias se debe a que los tratamientos resultan caros, muchos pacientes carecen de seguridad social, y aunque tengan algún tipo de seguro, de todos modos destinan parte de sus recursos.
La investigación sostiene que 49.8 por ciento de la población que padece este mal destina alrededor de 30% de su gasto mensual al tratamiento de esta enfermedad. Por otra parte, entre 35 y 40 por ciento de los pacientes pierden su empleo y con ello la seguridad social, como resultado de la enfermedad.
De acuerdo con Burgos, profesor en reumatología en Medicina de la UNAM e investigador Nacional del Sistema Nacional de Investigadores, en términos generales cualquier tratamiento médico, representó 5.8% del Producto Interno Bruto del año 2000, de los cuales, 52% fueron por gastos de bolsillo, 46% lesiona las finanzas públicas y solamente el 2% son absorbidos por aseguradora.
Los gastos se deben a hospitalización, días de discapacidad, pérdida de empleo y gastos generales, siendo las mujeres las más afectadas. Sólo en compra de medicamento, aclaró el especialista, una familia sin seguridad social destina 231 dólares de un presupuesto promedio de 316 dólares.
En el caso de las personas que se tratan en instituciones privadas, se destina mil 848 dólares a medicamentos, pero además un adicional de 543 en tratamientos alternativos poco efectivos, precisó en el marco del Congreso Progress and Promise Latinoamericana 2012.
Por lo mismo, un grupo de especialistas alistan un proyecto de reforma de ley para considerar a dicha enfermedad —que causa dolor, provoca rigidez en articulaciones, discapacidad, destrucción de cartílagos, ligamentos y tendones; además, de que afecta los nervios periféricos de los ojos— para que sea incluida dentro del Seguro Popular, ya que este sevicio no atiende los trastornos de la artritis reumatoide, una enfermedad que padece 1.6% de la población nacional.
Por su parte, el investigador Diamant Thaci precisó que la artritis reumatoide en unos años se convertirá en un problema grave como la diabetes y la depresión.
Un aspecto revelador de la investigación, dijo, es que de las entidades estudiadas, en Yucatán hay 2.8% de habitantes con artritis reumatoide.
En Nuevo León, la prevalencia es de 0.7%; en Sinaloa, 1.8% y en Chihuahua, 1.9%.
En el caso del Distrito Federal, este mal lo padece 1% de la población, lo que representa cerca de 88 mil personas.
Este padecimiento se trata de un fenómeno que requiere mayor investigación, aunque los primeros resultados reportan que los afectados tienen en común que hablan un dialecto o alguna lengua indígena.
Un aspecto que también llama la atención en estas zonas es que los más afectados, por alguna razón inexplicable, habitan en viviendas urbanas. “A diferencia de la gente de campo, en este caso los habitantes de las ciudades se desplazan más horas al día en ir y venir, invierten mayor energía en el trabajo, sufren estrés, (…)y puede ser que sean los que se quejan más frente a una enfermedad que causa sumo dolor”.
Confirme a la metodología aplicada, de los más de 20 mil mexicanos, 11 mil 602 fueron mujeres y 12 mil 961 hombres. De ese universo, 15 mil eran trabajadores, cuyas edades en promedio son de 42.8 años de edad.
Se consideraron adolescentes desde los 17 años, con lo que se erradica la idea de que se trata de un padecimiento de ancianos, de gente mayor de 60 años como sucede en otras naciones.
“Hay dolor intenso en 4 de cada 10 personas, lo que deriva en discapacidad, no pueden caminar bien, de hecho no pueden hacer nada”, dijo Burgos, tras referir que en el país la enfermedad avanza en su cronicidad, por ello, se calcula que 10.5% de la población total ya desarrolló osteoartritis.

 

Fuente: http://www.milenio.com/cdb/doc/impreso/9139010

 

La diabetes es una enfermedad crónica que aparece cuando el páncreas no produce insulina suficiente o cuando el organismo no utiliza eficazmente la insulina que produce. La insulina es una hormona que regula el azúcar en la sangre. El efecto de la diabetes no controlada es la hiperglucemia (aumento del azúcar en la sangre), que con el tiempo daña gravemente muchos órganos y sistemas, especialmente los nervios y los vasos sanguíneos.

Existen cuatro tipos principales de diabetes:

  1. Diabetes de tipo 1. Se caracteriza por una producción deficiente de insulina y requiere la administración diaria de esta hormona.
  2. Diabetes de tipo 2. Se debe a una utilización ineficaz de la insulina. Este tipo representa el 90% de los casos mundiales y se debe en gran medida a un peso corporal excesivo y a la inactividad física.
  3. Diabetes gestacional. La diabetes gestacional es un estado hiperglucémico que aparece o se detecta por vez primera durante el embarazo.
  4. Deterioro de la tolerancia a la glucosa y alteración de la glicemia en ayunas. El deterioro de la tolerancia a la glucosa y la alteración de la glicemia en ayunas son estados de transición entre la normalidad y la diabetes, y quienes los sufren corren mayor riesgo de progresar hacia la diabetes de tipo 2.

Se ha demostrado que medidas simples relacionadas con el estilo de vida son eficaces para prevenir la diabetes de tipo 2 o retrasar su aparición. Para ayudar a prevenir la diabetes de tipo 2 y sus complicaciones se debe:

  • Alcanzar y mantener un peso corporal saludable.
  • Mantenerse activo físicamente: al menos 30 minutos de actividad regular de intensidad moderada la mayoría de los días de la semana.
  •  Consumir una dieta saludable que contenga entre tres y cinco raciones diarias de frutas y hortalizas y una cantidad reducida de azúcar y grasas saturadas.
  • Evitar el consumo de tabaco, puesto que aumenta el riesgo de sufrir enfermedades cardiovasculares.

El diagnóstico se puede establecer tempranamente con análisis de sangre relativamente económico. El tratamiento de la diabetes consiste en la reducción de la glucemia y de otros factores de riesgo que dañan los vasos sanguíneos. Para evitar las complicaciones también es importante dejar de fumar.

Para mayor información, visite: http://www.who.int/mediacentre/factsheets/fs312/es/

 

Artículo elaborado con información de la Organización Mundial de la Salud (OMS)

La alimentación juega un papel fundamental en el estado de salud de todos los pacientes. El paciente reumático, como cualquier otro, debe ser consciente de la importancia de contar con hábitos de alimentación adecuados, y llevar una dieta equilibrada, la cual garantice su tono muscular e incremente su resistencia física para soportar los efectos de la enfermedad, así como su tratamiento médico.

Existen situaciones muy concretas donde la dieta juega papel determinante, en pacientes que padecen enfermedades reumáticas como: gota, osteoporosis y artrosis.

Gota

Es una enfermedad caracterizada por el aumento de ácido úrico en la sangre, acompañada de episodios agudos de artritis en miembros, así como la formación de nódulos en zonas próximas a las articulaciones (por depósito de ácido úrico).

El  paciente debe evitar la obesidad, el ayuno completo y la toma de alcohol. Tanto el ayuno como el alcohol pueden precipitar una artritis aguda e incrementan el nivel de ácido úrico. El sobrepeso agrava la afectación articular de la gota; en caso contrario, ayudamos a disminuir los niveles de ácido úrico.

Osteoporosis

Consiste en una pérdida de masa ósea que da lugar a fragilidad en los huesos, que se hace visible por la frecuencia de fracturas causadas por traumatismos, incluso los más leves.

Los minerales más importantes en los huesos son el calcio  y el fósforo. Nuestro aporte de calcio en la dieta frecuentemente es inadecuado. Además, existen etapas en la  vida donde los requerimientos de este mineral son mayores como en la posmenopausia, adolescencia, embarazo, lactancia y edad senil.

Un aporte  suficiente de calcio permite mejorar la masa ósea en niños y adolescentes, así como reducir la desmineralización del hueso en personas mayores. Los productos lácteos son  fundamentales, contienen prácticamente todos los nutrientes que precisa el cuerpo humano.

Artrosis

Se caracteriza por un desgaste del cartílago articular que origina alteraciones locales y produce  dolor al movimiento y deformidad. Afecta frecuentemente a las articulaciones que soportan peso, como rodillas o columna vertebral, por lo que la obesidad o el sobrepeso son perjudiciales y aumentan el dolor. El tratamiento  de esta  afección, cuando se  encuentra en estado avanzado, es generalmente la cirugía.

La artrosis suele afectar a personas mayores de 65 años, con menos calcio en los huesos y con una anemia moderada, por lo que es recomendable consumir alimentos ricos en calcio, hierro y vitaminas.

Para mayor información, visite: http://www.lire.es

 

 Artículo elaborado con información de la Liga Reumatológica Española 

La insuficiencia renal crónica es catalogada como una enfermedad emergente por el número creciente de casos. Te invitamos a leer este artículo

La insuficiencia renal crónica es un problema de salud pública creciente. Las predicciones sobre su incidencia, prevalencia, costos y recursos, que se mencionan en el documento Health care financing research report-end stage renal disease (1992), del Departamento de Salud y Servicios Humanos del gobierno de Estados Unidos de Norteamérica, fueron rebasadas. El crecimiento anual de pacientes con esta enfermedad es superior a 9% y el gasto se ha incrementado 14% por ese solo hecho. Por ello se le considera una enfermedad catastrófica.
La insuficiencia renal crónica es catalogada como una enfermedad emergente por el número creciente de casos, el rezago en la atención, los elevados costos, la alta mortalidad y los recursos limitados, que requiere una razonada aplicación financiera.
En los países en vías de desarrollo el cálculo es de 150 pacientes por millón de habitantes para las terapias de reemplazo.
Para resumir en pocas palabras la situación generada por la enfermedad, podrían señalarse los siguientes argumentos:
1. En Estados Unidos se considera que existen aproximadamente 20 millones de enfermos.
2. Los recursos son escasos y los costos, elevados: 5.5% del presupuesto de Medicare se destina a 0.8 de la población con insuficiencia renal crónica.
3. El costo de la atención por diálisis peritoneal en el Instituto Mexicano del Seguro Social ocupa uno de los primeros lugares.
4. En el ISSSTE la insuficiencia renal crónica ocupa el segundo sitio entre los cinco padecimientos que consumen 78% del presupuesto médico de esa institución.
5. En un estudio de la Fundación Mexicana para la Salud, el doctor Julio Frenk clasificó a la insuficiencia renal crónica como la segunda enfermedad que provoca un mayor número de años de vida perdidos.
El trasplante renal
Es la mejor opción terapéutica para la insuficiencia renal crónica, pero en México se practica escasamente: sólo se efectúan 1,500 al año (80% de donador vivo), menos de 20 trasplantes anuales por millón de habitantes. Por su parte, la media mundial está por encima de 30. En nuestro país la tasa de realización es muy baja, aproximadamente 16 trasplantes por 100 pacientes en diálisis.
Al hacer referencia a las terapias se menciona al trasplante renal como la primera opción, cuando esto dista mucho de la realidad; si fuera así, en México no habrían aproximadamente 17 pacientes en diálisis por cada trasplante renal realizado.
En Escandinavia, el rechazo del trasplante renal representa la segunda causa de ingreso a diálisis crónica. En España, la insuficiencia renal crónica está catalogada como una enfermedad permanente porque el paciente trasplantado con éxito depende siempre de atención médica.
Diálisis peritoneal
Los resultados satisfactorios obtenidos en México al inicio de los ochenta con la diálisis peritoneal continua ambulatoria y la máquina cicladora, llevaron a la aplicación masiva del programa de diálisis peritoneal por profesionales inexpertos, promovida por las compañías fabricantes de líquido para diálisis peritoneal. De tal forma que a principios de la década de los noventa, pese a la existencia de contraindicaciones, 95% de los pacientes con insuficiencia renal crónica recibía una u otra forma de diálisis peritoneal. Fueron múltiples los motivos de falla. En 1993 se publicó que la mortalidad anual era superior a 60%, fundamentalmente por peritonitis, cuando en los centros especializados no llegaba a 20%. Así mismo, las fallas incrementan los costos por hospitalización prolongada, reintervenciones quirúrgicas y empleo de antibióticos, entre otros motivos.
Hemodiálisis
Los escasos centros que practicaban hemodiálisis se sobresaturaron por tres razones:
1. Los pacientes sujetos a hemodiálisis.
2. Los pacientes en espera de trasplante renal.
3. Los pacientes con fallas de diálisis peritoneal que eran enviados a hemodiálisis sólo para prolongar su existencia.
Esto se conoció como el modelo mexicano, que terminó concluyendo que no todos los pacientes con insuficiencia renal crónica pueden recibir diálisis peritoneal.
En 1996, el Instituto Mexicano del Seguro Social elaboró el Programa de modificación a los esquemas dialíticos de los pacientes con insuficiencia renal crónica en etapa
avanzada. En el programa se reconoce que la hemodiálisis es la terapia óptima para el paciente que requiere tratamiento sustitutivo de la función renal. También se establece, como meta a cinco años, ingresar a hemodiálisis a 20% de estos enfermos y a mediano plazo a 40%; para lograrlo se colocarían máquinas de hemodiálisis en los hospitales generales de todo el país bajo el sistema de comodatos, realizando el procedimiento con calidad.
El resultado fue que tanto las listas de espera para hemodiálisis como las quejas y las demandas aumentaron. Dado que la población en requerimiento de diálisis crece aproximadamente 11% al año, se crearon las primeras unidades de hemodiálisis subrogadas.
Los conceptos expuestos llevan a considerar que la atención de la insuficiencia renal crónica en nuestro país representa un problema prioritario de salud, y que deben emprenderse acciones para establecer un adecuado programa para su manejo. Se ha convertido en una bola de fuego, en un barril sin fondo, y lamentablemente los intentos institucionales y gremiales no han logrado dar respuesta a la realidad. A ello debemos agregar que los limitados recursos humanos, tecnológicos, estructurales y económicos no están adecuadamente sistematizados ni empleados. En un replanteamiento de la problemática se requiere:
1. Un organismo directivo que apruebe proyectos y los ponga en marcha, vigile su aplicación, evalúe los resultados y trate de contener los costos.
2. Campañas al personal de salud para informarle acerca de qué es la enfermedad, su evolución a insuficiencia renal crónica y su terapéutica.
3. Un fondo económico nacional destinado a insuficiencia renal crónica, que además de destinarse a fármacos inmunosupresores, bolsas de líquidos de diálisis peritoneal o filtros desechables de hemodiálisis, en un mercado de bienes y servicios, incluya los aspectos arriba mencionados.
4. La elaboración e implementación de un programa prioritario a corto plazo.
En la Academia Nacional de Medicina se constituyó un Comité Permanente de la Insuficiencia Renal Crónica, con carácter interdisciplinario y participantes no académicos para darle seguimiento, coadyuvar, asesorar, evaluar y proponer sobre una de las líneas de acción del Plan Nacional de Salud: las enfermedades renales.
Más aún, la insuficiencia renal crónica ya ha sido catalogada dentro de los nueve eventos catastróficos para la salud.
Considero que en el diseño del siguiente Plan Nacional de Salud se le dará la categoría de Programa Prioritario de Salud. Por todo lo expuesto, invito a que los miembros de la Academia Mexicana de Cirugía nos sumemos a este esfuerzo e intentemos soluciones a mediano plazo.
Conclusión
En la insuficiencia renal crónica se conjugan tres aspectos del Plan Nacional de Desarrollo en Materia de Salud:
1. Enfermedad emergente.
2. Rezago en la salud y falta de equidad.
3. Protección financiera, sobre todo proporcionada por el Estado, dado los altos costos que ocasiona la enfermedad renal y que probablemente continuarán en aumento.

Fuente: http://www.medigraphic.com

Conoce más sobre: Enfermedades crónico-degenerativas

El Síndrome Metabólico se ha convertido en uno de los principales problemas de salud pública del siglo XXI. Lee más en este artículo.

Se denomina Síndrome metabólico (también conocido como Síndrome X, Síndrome Plurimetabólico, Síndrome de Insulinorresistencia, Síndrome de Reaven o CHAOS en Australia) a la conjunción de varias enfermedades o factores de riesgo en un mismo individuo que aumentan su probabilidad de padecer una enfermedad cardiovascular o diabetes mellitus.2 3 En los Estados Unidos, de acuerdo con las definición de Síndrome metabólico hecha por la NCEP (siglas del inglés: National Cholesterol Education Program-Adult Treatment Panel III), alrededor del 25% de la población mayor de 20 años padece del síndrome metabólico,4 el punto donde el individuo tiene la concomitante característica de obesidad central (localizada en el abdomen) y una resistencia a la insulina.
Respecto de los perfiles de la edad de los candidatos a padecer de Síndrome Metabólico, éste ha ido bajando de forma dramática. Si antes se hablaba de pacientes que bordeaban los 50 años, ahora el grupo de riesgo está situado en torno a los 35 años, ello porque desde etapas muy tempranas de la vida, las personas adoptan malos hábitos de alimentación y escaso ejercicio físico.

Historia

Las primeras descripciones de la asociación existente entre diversas situaciones clínicas como la diabetes mellitus (DM), la hipertensión arterial (HTA) y la dislipidemia (DLP) datan de la década de los 20 del pasado siglo, aunque el término “síndrome metabólico” se usaba a finales de los 70 para designar solo a factores de riesgos asociados con diabetes.5 6 Un hallazgo interesante por Marsella Jean Vague, en 1947 y luego en 1956, demostró que las personas con obesidad estaban predispuestos a tener en el futuro diabetes, aterosclerosis, agrandamiento de la tiroides y cálculos urinarios.
Para la segunda mitad de los años 1960, Avogaro y Crepaldi describieron a seis pacientes con signos moderados de obesidad, colesterol alto y una marcada hipertrigliceridemia y estos signos mejoraron con una dieta baja en calorías y baja en carbohidratos.9 En 1977, Haller empleó el término «síndrome metabólico» para referirse a una asociación entre obesidad, diabetes mellitus e hígado graso, describiendo además los factores de riesgo de la arteriosclerosis.10 El mismo término fue usado por Singer ese año para referirse a una combinación de síntomas tales como la obesidad, bocio, diabetes mellitus y la hipertensión arterial.11 En 1977-78 Gerald B. Phillips argumentó que los factores de riesgo subyacentes a un infarto de miocardio contribuyen a formar una constelación de anomalías no sólo asociados con enfermedades del corazón, sino también con la obesidad y otros factores clínicos, y que su identificación podría prevenir enfermedades cardiovasculares.12 13

Síndrome X


Sin embargo, fue Gerald Reaven quien sugirió en su conferencia de Banting, en 1988, que estos factores tendían a ocurrir en un mismo individuo en la forma de un síndrome que denominó «X» en el que la resistencia a la insulina constituía el mecanismo fisiopatológico básico,14 proponiendo 5 consecuencias de ésta, todas ellas relacionadas con un mayor riesgo de enfermedad coronaria, cardiopatía isquémica, disfunción ventricular izquierda y fallo cardiaco. Los componentes originales del Síndrome X de Reaven eran:15
Resistencia a la captación de glucosa mediada por insulina
Intolerancia a la glucosa
Hiperinsulinemia
Aumento de triglicéridos en las VLDL
Disminución del colesterol tipo HDL
Hipertensión arterial
A lo largo de los años se ha ido añadiendo más componentes a la definición de este síndrome, a la vez que comenzó a recibir nuevas denominaciones como Síndrome X plus, Cuarteto mortífero, Síndrome plurimetabólico, Síndrome de insulinorresistencia, entre otros.16 En 1998, un grupo consultor de la OMS propuso que se denominara Síndrome metabólico (SM) y sugirió una definición de trabajo que sería la primera definición unificada del mismo.

Epidemiología

La prevalencia del síndrome metabólico varía en dependencia de la definición empleada para determinarla, así como de la edad, el sexo, el origen étnico y el estilo de vida. Cuando se emplean criterios parecidos a los de la OMS, la prevalencia del SM varía del 1,6 al 15 % en dependencia de la población estudiada y del rango de edad.18 El estimado de prevalencia en EE.UU. es del 22 %, varía del 6,7 % en las edades de 20 a 43,5 años a 43,5 % en los mayores de 60 años, no se han reportado diferencias por sexo (23,4 % en mujeres y 24 % en hombres).

La prevalencia de SM en Chile es equivalente a la de Estados Unidos de Norteamérica. Entre 1986 y 1998 la obesidad en Chile aumentó de 4,6% a 24,0% en los prepúberes y de 2,3% a 17% en adolescentes,15 mientras que la prevalencia del síndrome metabólico en adultos es de 22,6%; 23% en hombres y 22,3% en mujeres.15 En poblaciones de alto riesgo, como la de familiares de personas con diabetes, la prevalencia aumenta a casi 50%, llegando a más de 80% en personas diabéticas.
En Europa, la prevalencia del síndrome metabólico en niños es variable, desde un 33% en el Reino Unido hasta un 27 y 9% en Turquía y Hungría, respectivamente. En España, por su parte, un estudio demostró que la prevalencia es de un 17-18% en la población pediátrica con obesidad moderada.21
En poblaciones de alto riesgo, como la de familiares de personas con diabetes, la prevalencia aumenta considerablemente hasta casi el 50 %, llega a más del 80 % en personas diabéticas y al 40 % en personas con intolerancia a la glucosa.22
yunior

Etiología

Gráfica que muestra el porcentaje (SM%) de hombres y mujeres de acuerdo a edad de aparición del síndrome metabólico.
La causa del síndrome metabólico se desconoce. Su fisiopatología es extremadamente compleja y solo ha sido dilucidada una parte de ella. La mayoría de los pacientes tienen una edad considerablemente mayor, son obesos, sedentarios, y tienen cierto grado de resistencia a la insulina. La resistencia a la insulina juega un papel central en la génesis de este síndrome. La hiperinsulinemia, es decir, una concentración elevada de insulina en el plasma sanguíneo, resulta ser un factor de riesgo independiente para la aparición de enfermedad isquémica del corazón, ayuda a la aparición temprana de la diabetes y a su progresión susecuente, y contribuye a la aparición de otro número de patologías asociadas que se traducen en factores de riesgo cardiovascular.23
La resistencia a la insulina se define como una condición en la cual las cantidades de insulina producidas fisiológicamente producen una respuesta biológica reducida, es decir, una reducción de la capacidad de acción de la insulina en el control metabólico de la glucosa después de una comida, se asocia con supresión inadecuada de insulina en ayunas la noche, en presencia de una producción conservada de la hormona. Tras la resistencia a la insulina aparece una hiperinsulinemia compensadora, demostrado con el hallazgo de elevadas concentraciones de insulina en ayunas y después de las comidas.
Actualmente la insulinorresistencia se considera como la responsable de la mayor parte de las anomalías presentes en este padecimiento, fundamentalmente de la hiperglucemia, la hipertensión arterial, el aumento en la producción hepática de VLDL y triglicéridos y la estimulación de la proliferación endotelial por acción sobre receptores endoteliales causante del inicio del proceso de aterosclerosis.24 Los mecanismos moleculares causantes de la insulinorresistencia y el SM no están claros, entre estos se proponen:
Mal nutrición fetal y bajo peso al nacer
Incremento en la adiposidad visceral, tan solo la obesidad entre el arco costal y la cintura es indicativo de resistencia a la insulina
Anomalías genéticas de una o más proteínas en la cascada de acción de la insulina
Niveles reducidos de receptores de la insulina
Actividad tirosincinasa en músculo esquelético (no parece defecto primario)

Diagnóstico

Uno de los criterios para diagnosticar el SM en adultos es la obesidad abdominal.
En la actualidad hay dos grandes definiciones de síndrome metabólico proporcionados por la Federación Internacional de Diabetes (IDF por sus siglas en inglés) y la revisión del National Cholesterol Education Program, respectivamente, aunque ambas son muy similares. Las dos diferencias, la primera es que la IDF excluye cualquier individuo sin un incremento del diámetro de la cintura, mientras que en la definición de la NCEP el´padecimiento puede ser diagnosticado con base a otros criterios; y la segunda es el uso de puntos en específico para la medición del diametro de la cintura por parte de la IDF, mientras que la NCEP no utiliza puntos en específico.
La microalbuminuria, como marcador de disfunción endotelial, daño vascular, daño renal y enfermedad cardiovascular, es un criterio clínico para la definición de síndrome metabólico según la OMS.

Prevención

Se han propuesto diversas estrategias para prevenir la aparición del síndrome metabólico. Estos incluyen el aumento de la actividad física (como caminar 30 minutos al día), y una vida sana, dieta reducida en calorías.Hay muchos estudios que apoyan un estilo de vida saludable. Así lo demostró un estudio realizado con 351 pacientes de diversos orígenes.53
En el 2007, un estudio de 2,375 hombres con más de 20 años sugiere que la ingesta diaria de leche o productos lácteos equivalentes pueden reducir a la mitad el riesgo de síndrome metabólico.54 Otros estudios, tanto de apoyo y de la solución de los autores de los resultados.

Conoce más sobre: Enfermedades crónico-degenerativas

Cómo puedes ayudar

?

Tu participación es crucial para promover el acceso al mejor tratamiento en tiempo y forma para todos los pacientes de México.

¡Defendamos nuestro derecho a la salud!

  1. ÚNETE A LA RED aquí
  2. SÍGUENOS en Twitter y Facebook
  3. PASA LA VOZ a todos tus contactos
Apoya la causa

0

Ya sumamos 0 integrantes de la Red, seguidores en Twitter y fans en Facebook.
Sólo faltas tú.
¡Ayúdanos a llegar a 10,000!

Pasa la voz

Archivo del blog

Síguenos


Organizaciones integrantes

Somos una sola voz; unidos para garantizar el acceso al mejor tratamiento en tiempo y forma.

  • Derechohabientes Viviendo con VIH del IMSS
  • Esclerosis Múltiple de México
  • Asociación Mexicana de Fibrosis Quística
  • Asociación Mexicana contra la Psoriasis
  • Fundación Mexicana para Pacientes Reumáticos
  • Asociación Mexicana de Hipertensión Arterial Pulmonar
  • Asociación Mexicana de Lucha Contra el Cáncer
  • Diabetes entre Pares
  • FundHepa
  • Federación Mexicana de Diabetes
  • Federación de Hemofilia de la República Mexicana

Juntos trabajamos para promover y hacer valer el derecho humano a la salud.

Conócenos